Una batalla campal en el centro de Ushuaia, luego que a un menor - el mismo que días atrás protagonizó un hecho policial - lo detuvieron para incautarle la motocicleta en el centro de la ciudad. Allí, en la esquina de San Martín y Fadul, un grupo de jóvenes - en su mayoría menores -, intentaba por la fuerza impedir el trabajo policial, lo cual provocó un enfrentamiento entre unos 40 jóvenes y cuatro policías. Hasta el momento, oficialmente desde Prensa de la Policía no brindaron información al respecto.


Varios menores demorados por batalla campal

Batalla campal en el centro de Ushuaia: varios menores demorados, luego de agredir a la Policía y dañar un patrullero para impedir un incautamiento.

El saldo del enfrentamiento fue un policía herido, seis menores demorados y un patrullero dañado por el ataque de un joven que trataba de impedir que un menor sea trasladado. Este incidente sucedió sobre la avenida San Martín, frente al edificio de la Municipalidad de Ushuaia.

El hecho se registró alrededor de las 19:00 cuando un joven que se desplazaba en una moto de baja cilindrada fue interceptado, careciendo el mismo de patente para la circulación.

En el lugar había 4 policías, pero ante la resistencia del motociclista que se negaba a entregar el moto vehículo, se acercaron a dicha esquina otros adolescentes que siempre se concentran en la esquina de San Martín y Fadul, a tan solo una cuadra de donde se pretendía llevar adelante la incautación.

En principio eran unos 40 jóvenes, en su mayoría menores, quienes al principio comenzaron a insultar a los cuatro efectivos policiales. Pero luego al intentar disuadirlos para que se fueran del lugar, comenzaron a atacarlos.

Al ser superados en números, se solicitaron refuerzos ya que los adolescentes superaban ampliamente a los cuatro uniformados. Previamente el menor que circulaba en la moto huyó del lugar y fue interceptado en la esquina de 9 de Julio y San Martín. Lo cierto es que finalmente con un mayor despliegue de efectivos se hizo cesar el ataque, dejando como saldo un policía herido, 6 menores demorados y resguardados en la Comisaría de la Familia; y un patrullero dañado.

La Policía realizaba las actuaciones sumariales aunque, al ser menores de edad, debía intervenir el Juzgado de Familia y minoridad de turno. Por su parte, el uniformado herido se encontraba anoche realizándose exámenes médicos para determinar si presentaba una lesión ósea en una de sus piernas o si había sufrido la rotura de ligamentos en el miembro inferior.

Comentarios