El presidente del directorio de YPF, Pablo González, anunció que en los próximos días está previsto un aumento del orden del 5% para los precios en surtidor, el tercero de una serie de ajustes ya anunciados y que según el directivo de la petrolera serán los últimos del año.


Se viene otro aumento de combustibles

Se viene otro aumento de combustibles, según anunciaron desde YPF.

“El petróleo es un commoditie, el precio es un precio internacional. En el caso del petróleo el barril estaba cotizando en un nivel de 69 dólares. Si nosotros trasladáramos ese nivel de precio al surtidor hoy la gente estaría pagando $130 el litro de nafta”, describió.

“La nafta va a aumentar menos que la inflación este año, de la inflación del presupuesto. Va a aumentar un 28,1%, sin importar si la inflación es mayor al 29%, es el compromiso que asumimos”.

“Con lo cual hubo que equilibrar y buscar darle previsibilidad al sector, acompañar la política energética del Gobierno Nacional, pedirle a la gente un esfuerzo pero garantizarle que estos aumentos que se fueron dando son los últimos del año, pero además le estamos garantizando que gracias a esto vamos a poder invertir lo que YPF necesita para producir gas y petróleo e impedir que se importe combustible”, comentó.

En ese sentido, y a pocos días de que se concrete un nuevo aumento en los surtidores de la compañía, González aseguró que los aumentos de los precios tendrán un tope bien definido este año.

“El impuesto a los combustibles líquidos aumenta lo que sube la inflación. Sabemos que la gente está haciendo un esfuerzo, lo entendemos, y queremos devolverle eso a la gente con un mejor servicio y más inversiones. YPF será este año la que más va a invertir en el rubro, con 2.700 millones de dólares, entre el Plan Gas y para producir petróleo”, explicó.

“En el mes de marzo, fines de febrero, hubo un acuerdo entre productores para poner el barril a 55 dólares para poder funcionar. Muchas de las demás empresas tienen que importar combustibles para refinarlo y venderlo. Con lo cual, si importan a USD$69 va a llegar un momento en el que no van a poder vender y corremos riesgo de perder abastecimiento”, detalló.

“En diciembre del 2019 nos encontramos con una YPF que perdió reservas, con caída de reservas de producción de petróleo y gas, con caída de inversión de un 30%. Además, en el 2018 aumentó un 64% la nafta y en 2019 un 44% hasta agosto. Habían establecido un precio ficticio del barril para congelar la nafta siendo una medida netamente electoral. Lo más grave es la caída de producción e inversión que te lleva a importar y perder puestos de trabajo”, abundó.

Por último, González se refirió a las recientes mejoras en los resultados trimestrales de la empresa, publicados recientemente. “La situación es delicada, estamos en pandemia, en el caso de YPF es cierto que los ingresos crecieron un 17%, todavía estamos debajo del nivel prepandemia. Pero quiero destacar el manejo financiero que logró una reducción de la deuda al nivel más bajo desde 2015. Fue una decisión que tuvimos que tomar, porque nos pedían 15% por tomar deuda que nos hubiera venido muy bien para invertir más rápido pero el costo era muy alto”, concluyó.

Comentarios