La secretaria de Obras Públicas del Municipio, Silvina Mónaco, confirmó que se multará a una empresa privada que rompió un caño de agua en el barrio Altos de la Estancia. "Cada rotura nos genera utilizar personal y recursos públicos, y ni hablar de los trastornos que se les genera a los vecinos por no tener agua durante más de un día", sostuvo.


el Municipio multará a una empresa privada de Río Grande

La secretaria de Obras Públicas del Municipio, Silvina Mónaco, confirmó que se multará a una empresa privada que rompió un caño de agua en el barrio Altos de la Estancia, señalando que “cada rotura nos genera utilizar personal y recursos públicos, y ni hablar de los trastornos que se les genera a los vecinos por no tener agua durante más de un día”.

“Dentro de las posibilidades que nos da la legislación vamos a accionar al respecto para poder intervenir en estas situaciones que se presentan”, adelantó la funcionaria, mencionando que esto incluye también a aquellas urbanizaciones que no cumplen los programas planteados originalmente, y que se revisarán muchas de las autorizaciones que se dieron para conexiones que no eran suficientes y que no estuvieron bien planificadas para determinadas zonas de la ciudad.

“Lo que nos pasó el invierno pasado fue producto de no tener una buena planificación” explicó la titular de Obras Públicas, y dijo que “trabajamos durante todo verano para subsanar problemas de provisión de agua”. Citó como ejemplos la zona del Casco Viejo y del barrio Aeropuerto que tenían un problema estructural respecto a la provisión de agua.

Para mejorar dicha situación, informó que “tuvimos una temporada de obras enorme en materia de mejorar la provisión y el servicio de agua potable en nuestra ciudad. Hoy los vecinos cuentan con un Municipio que se ocupa de este tema, pero también es cierto es que hay otras zonas de la ciudad que todavía tienen problemas en las que vamos a seguir trabajando para resolverlas”.

Una de ellas es el barrio “Altos de la Estancia” que tiene una provisión única de un solo caño que provee agua a toda esa zona de la ciudad y que tiene una proyección de viviendas del orden de 2000 familias. “Autorizar y planificar un barrio con la provisión de agua con un solo caño no es suficiente” afirmó Mónaco y recordó que “lo mismo pasó en Margen Sur, cuando gestiones anterior planificaron una zona de la ciudad donde se pensaba que iba a vivir muchísima menos gente de la que vive hoy y hemos tenido que avanzar con una obra de rebombeo que hace 10 años atrás no estaba prevista”.

Comentarios