Ahora se incorporaron dentro de los grupos de riesgo Covid-19 a pacientes oncológicos, a quienes tengan tuberculosis activa y a las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo, incluyendo Síndrome de Down.


Se ampliaron las patologías consideradas de riesgo

En base a la evidencia científica nacional e internacional en relación a condiciones de mayor riesgo de enfermar en forma grave o morir por COVID-19 y las estrategias que adoptan otros países, el Ministerio de Salud de la Nación decide el pasado viernes ampliar la población objetivo a vacunar contra esta enfermedad e incorpora a pacientes oncológicos; a quienes tengan tuberculosis activa; y a las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo, incluyendo Síndrome de Down.

La directora de Promoción de la Salud de Tierra del Fuego, Marina Goyogana, indicó que “nuestra provincia adhiere a esta decisión de las autoridades nacionales, que se basa en evidencia científica y fue sugerida por la Comisión Nacional de Inmunizaciones”.

“En función de esa determinación, quienes integren estos nuevos grupos de riesgo y quieran vacunarse deben pre inscribirse en la página (click acá)”, precisó la profesional, y agregó que “una vez completado el formulario y luego de chequearse los datos, serán contactados para otorgarles el turno”.

A partir de ahora, todas las patologías consideradas de riesgo son las siguientes:

Enfermedad cardíaca crónica (insuficiencia cardíaca, cardiopatía congénita, reemplazo valvular, valvulopatía severa, enfermedad coronaria, arritmia severa/dispositivos, hipertensión arterial).

Diabetes.

Obesidad IMC >=35 (El índice puede ser calculado desde el siguiente link).

Insuficiencia renal crónica severa en diálisis o con expectativas de ingresar a diálisis en los siguientes seis meses.

Enfermedad Respiratoria Crónica (Epoc grave, Asma grave, Displasia Broncopulmonar grave, Pulmón Único).

Cirrosis.

Trasplante de órganos sólidos, o en lista de trasplante.

Personas que viven con VIH independientemente del recuento de CD4 y niveles de carga viral.

Personas con discapacidad que residan en hogares, residencias y pequeños hogares.

Pacientes oncológicos y oncohematológicos con diagnóstico reciente o enfermedad “ACTIVA” (menos de 1 año desde el diagnóstico; en tratamiento actual o haber recibido tratamiento inmunosupresor en los últimos 12 meses; y enfermedad en recaída o no controlada).

Personas cursando tuberculosis activa (caso nuevo o recaída, diagnosticados en los últimos 12 meses).

Personas con discapacidad intelectual y del desarrollo que inhabilite las capacidades individuales de ejecutar, comprender o sostener en el tiempo las medidas de cuidado personal para evitar el contagio o transmisión de la COVID-19; y/o se encuentren institucionalizados, en hogares o residencias de larga permanencia; y/o requieran asistencia profesional domiciliaria o internación domiciliaria.

Personas con Síndrome de Down, priorizando inicialmente a aquellos mayores de 40 años.

Comentarios