“Todas las instituciones contarán con un tótem que va a facilitar la medición de la temperatura sin la necesidad de tener a alguien que se ocupe de eso”, dijo el secretario de Educación, Pablo López Silva.


Los medidores de temperatura no precisan de la manipulación de terceros.

Los medidores de temperatura no precisan de la manipulación de terceros.

El equipamiento instalado en las escuelas tiene incorporado un termómetro infrarrojo automático capaz de medir la temperatura corporal a una distancia de 10 centímetros, el cual alerta si una persona excede los 36,8º de temperatura, conteniendo, además, un dispensador de alcohol en gel.

El secretario de Educación, Pablo López Silva, recorrió los colegios secundarios de Río Grande destacando que “todas las instituciones contarán con un tótem, lo que va a facilitar la medición de la temperatura sin la necesidad de tener a alguien que se ocupe de eso. No obstante, siempre habrá una persona para que controle el ingreso a las instituciones”.

López Silva indicó que en los próximos días se entregará el equipamiento también en las escuelas del nivel primario y luego en los jardines de infantes, en Río Grande. Asimismo, en Ushuaia, se continuará con la entrega en los establecimientos de nivel primario y secundario, al igual que en Tolhuin.

Con esta nueva incorporación se refuerzan los controles sanitarios que ya se venían realizando dentro de los establecimientos escolares, optimizando de esta forma los protocolos y medidas establecidas desde el inicio del ciclo lectivo.

Comentarios