Preocupación de los sectores gastronómicos por las nuevas medidas adoptadas por el gobierno nacional, que se aplicarían también en la provincia.


Preocupación de comerciantes gastronómicos por las nuevas medidas

Uno de los comerciantes gastronómicos, quien supo cumplir el rol de vocero de los comercios del rubro, indicó que, en estos momentos, ninguno de los locales gastronómicos estará en condiciones de afrontar una restricción como la que se soportó en 2020.

“En primer lugar, a diferencia del año pasado, es que el COE el año pasado no nos tenía en cuenta y ahora nos convocó para la reunión” y respecto del impacto que tendría aseguró que los afectaría muchísimo en lo económico.

Chedrese indicó que los contagios no se han generado en los locales gastronómicos y fundamentó su postura al asegurar que “los protocolos de los locales gastronómicos son buenos”.

Diferenció a los locales gastronómicos de otros locales como son los gimnasios y los locales nocturnos o boliches ya que ahí sí puede que exista algún tipo de descontrol. “Nosotros tenemos controles permanentes porque, además, estamos a la vista de todos”.

Subrayó que en la actividad gastronómica “los protocolos se cumplen a rajatabla ya que no solo nos cuidamos entre los trabajadores sino que cuidamos a nuestros visitantes”. Evaluó que “sería muy injusto que las autoridades del COE digan que, por culpa de los gastronómicos, la gente se contagia, ya que eso no sería cierto”.

Dijo que luego de haber atravesado meses sin actividad, “los gastronómicos estamos fundidos, y los que estamos trabajando, estamos en una situación desesperante” y puso de relieve que cualquier tipo de restricción, “esta vez no estará acompañada por ningún ATP, lo que sería desastroso para nosotros”. En tanto, dijo que no está bien que los pongan al mismo nivel que a los boliches o a los gimnasios.

“Nosotros no somos iguales que los gimnasios o los boliches porque acá sí se puede controlar la cantidad de gente y la cantidad de mesas; entonces no me gustaría que cierren los locales gastronómicos por culpa de otro comercio o rubro”.

Finalmente Rafael Chedrese se esperanzó en que en la reunión que mantengan con el COE “se hable más de nocturnidad que de cierre de locales” y “prefiero más controles que cierres”.

Retenes policiales

Por otra parte, el comerciante se manifestó a favor de la vuelta de los retenes policiales nocturnos. “Deberían volver los retenes en distintos puntos de la ciudad de Río Grande para frenar la circulación de las personas. Me parece que debería haber muchos retenes policiales en todos lados”.

Lo que se viene

Uno de los rubros que deberán acotar sus horarios son los locales gastronómicos, como lo son los bares, restaurantes, cervecerías y cafés. En esos rubros, se baraja la idea de endurecer los protocolos y que cierren durante las noches con el objetivo de restringir la posibilidad de que la gente se junte.

En esta misma línea se encuentran los gimnasios, que también están en la mira de las autoridades, que no ven con buenos ojos que continúen atendiendo, ya que es una actividad que también requiere que la gente se junte y tienen poco control.

Otra de las restricciones que se podría aplicar es la permisividad de las reuniones sociales y familiares, ya que tampoco se logra que los controles sean eficientes.

Comentarios