Con el inicio del ciclo lectivo a partir del 1° de marzo, las escuelas deben readaptarse por la pandemia para garantizar la salud de alumnos, docentes y personal no docente. Ya no habrá izamientos de bandera ni kioscos habilitados, como tampoco actos escolares al que asistan las familias.


Las medidas deben cumplir las escuelas en Tierra del Fuego para un regreso seguro a clases

A partir del 1° de marzo comienza el ciclo lectivo 2021 en Tierra del Fuego y, como en el resto del país, las escuelas deben adaptarse para garantizar la salud y seguridad de alumnos, docentes y personal no docente.

De este modo, el protocolo sanitario establecido por el Gobierno provincial para un regreso “seguro” a clases introduce una serie de modificaciones a las que toda la comunidad educativa deberá ajustarse.

Las medidas más previsibles tienen que ver con la cuestión sanitaria en cada uno de los establecimientos educativos, tanto públicos como privados.

Las medidas deben cumplir las escuelas en Tierra del Fuego para un regreso seguro a clases

 

De acuerdo al “Plan Provincial de Regreso Cuidado a la Escuela 2021”, se deberá garantizar la entrega de insumos para la sanitización de los espacios institucionales así como se deberán acondicionar los espacios para asegurar el distanciamiento mínimo entre las personas.

La disposición de los bancos deberá contemplar la distancia mínima de separación de 1,5 metros entre estudiantes y docentes.

Además, cada institución deberá definir un sector para aislar a estudiantes y trabajadores en caso de que presenten síntomas compatibles de Covid-19.

El protocolo establece además la distribución y colocación de cartelería informativa y señalética de los espacios, del mismo modo que pide “evitar la circulación de los cuadernos de comunicación y/o documentos que impliquen la articulación familia-escuela, procurando dar la información a través de la cartelera institucional y/o los medios de comunicación digitales que la institución disponga”.

Otro de los puntos importantes del protocolo analizado señala que se debe lograr una “organización institucional de los espacios para los horarios de ingreso y egreso, garantizando la menor concentración posible y la rápida circulación de las familias”.

Además, se deben asignar espacios exteriores para que las familias que acompañen a sus hijos puedan dejarlos o retirarlos. “Los/as más pequeños/as (hasta 7 años) y aquellos que lo requieran, serán acompañados/as hasta la puerta de la sala/aula por un/a adulto/a responsable, sin que ello implique conglomeración en los pasillos internos de la institución educativa”.

“Para ello, cada institución definirá las puertas de ingreso y egreso para la circulación”, agrega el protocolo.

Las medidas deben cumplir las escuelas en Tierra del Fuego para un regreso seguro a clases

¿Cómo será el regreso al aula?

De acuerdo al protocolo, durante la reapertura cuidada de las clases presenciales los grupos estarán conformados por el número de alumnos/as que permita cumplir con el distanciamiento y medidas establecidas dentro del aula.

Por ejemplo: un curso con un grupo con 24 estudiantes puede llegar a dividirse en dos grupos, A y B, los cuales asistirán semanas diferentes de acuerdo con las definiciones según los espacios/medidas de los salones.

Estos grupos no deben mezclarse e incluso deben mantenerse los grupos separados en los ámbitos comunes, recreos, comedores, etc.

El uso de tapabocas será obligatorio durante toda la jornada, en las y los docentes y estudiantes mayores de 6 años.

La organización de las clases presenciales será en bloques de 80 minutos separados entre sí por un tiempo de descanso de 10 minutos.

“En ese lapso deberá realizarse la sanitización del espacio, la higiene personal de estudiantes y docentes y la ventilación del ambiente”, detalla el protocolo.

Se pide además la definición de campañas de comunicación a estudiantes, familias y colectivo docente sobre síntomas, distanciamiento social, higiene de manos y respiratoria, y recomendaciones ante la presencia de casos sospechosos.

La generación de información de fácil acceso, como por ejemplo póster y cartelería, complementando con otras modalidades como páginas web, redes sociales, email y otras que se consideren convenientes, colocándolos en puntos de ingreso y egreso en aulas, baños, patios, etc.

El izamiento y arrío de bandera no formarán parte de las actividades colectivas hasta que las medidas sanitarias lo habiliten.

Las celebraciones o conmemoraciones de las efemérides serán realizadas por el docente de sala con los estudiantes dentro del aula.

“En caso de que sea necesario reducir la distancia social con fines pedagógicos (corrección de tareas o asistencia a uno/a) la actividad no debe superar los 15 minutos y siempre con el uso de tapabocas, estudiante y docente”, indica el protocolo.

Los recreos deberán realizarse de manera escalonada y cumpliendo con las medidas sanitarias. En esos momentos se debe mantener el distanciamiento de 1,5 metros, el uso permanente de tapaboca (cubriendo nariz, boca y mentón), evitando el contacto físico.

El uso de los sanitarios será respetando la distancia social, uso de tapabocas y con una permanencia igual o menor a los 15 minutos.

La cantidad de estudiantes que ingresan a los sanitarios será acorde a la capacidad de las instalaciones para cumplir con las pautas de salubridad.

El lavado frecuente de manos y/o la limpieza de manos con alcohol en gel o alcohol al 70%, deberá realizarse antes de salir de casa, al llegar a la escuela, antes y después de los recreos, antes y después de comer, luego de haber tocado superficies públicas, antes y después de ir al baño, después de toser, estornudar o limpiarse la nariz.

“Se recomienda que las y los estudiantes, docentes y auxiliares que se encuentren en el edificio escolar realicen el lavado de sus manos cada 80 minutos como máximo”, detalla el protocolo.

Cada institución dispondrá un listado mínimo de útiles de uso individual que en lo posible deberán ser llevados a la escuela por cada estudiante, evitando el traslado de elementos entre la casa y la escuela que no sean indispensables.

Las mochilas deberán ser sanitizadas antes de salir de la casa y al llegar del establecimiento educativo.

Las medidas deben cumplir las escuelas en Tierra del Fuego para un regreso seguro a clases

Asimismo, se inhabilitarán kioscos y buffet en todas las escuelas, por lo que cada estudiante podrá llevar su colación y no podrá compartirla con otras y otros.

El uso de los instrumentos musicales de viento queda suspendido y además cantar con barbijo siempre y cuando no se cumpla la distancia mínima de 3 metros entre personas.

¿Qué se hará ante casos sospechosos de alumnos o docentes?

De acuerdo al protocolo, si se detecta un caso sospechoso se deberá aislar al estudiante preventivamente en el sector destinado por cada institución, comunicándose luego con la familia para retirarlo, quienes deberán dar aviso a la línea de emergencia sanitaria 107.

“La escuela también dará conocimiento al 107 y pasará el listado de las y los estudiantes que han tenido contacto estrecho”, indica el protocolo.

Además, se realizará hisopado a mayores de 15 años, siempre que se considere necesario. Desde la línea 107, informarán a las familias el lugar destinado a tal fin.

“Se suspenderán las clases del grupo afectado por 5 días a modo preventivo”, indica el protocolo.

Ante la aparición de un caso sospechoso entre docentes, deberá ser aislado preventivamente en el sector destinado para tal fin. Luego se retirará de la institución y deberá dar aviso a la línea de emergencia sanitaria 107 desde su domicilio.

Se realizará hisopado siempre que se considere necesario y se suspenderán las clases del grupo afectado por 5 días.

“Si se confirma el caso sospechoso, el docente afectado deberá aislarse hasta que cesen los síntomas o hasta que el 107 o médico de cabecera lo considere”, agrega el protocolo.

Sin ningún tipo de contacto físico

Para un regreso ‘seguro’ del ciclo lectivo, el protocolo sanitario del Ministerio de Educación establece que se debe evitar contacto físico de todo tipo como besos, abrazos, apretones de manos, puños, entre otros.

Además, se propone establecer protocolos o recomendaciones especiales para personas con discapacidad y sus acompañantes.

Se deberán evitar reuniones de docentes u otros miembros de la comunidad educativa en espacios donde no pueda cumplirse el distanciamiento y no se deberá compartir mate, vajilla, útiles, ni otros utensilios de uso personal.

Las escuelas deben además asegurar el acceso a lavamanos, insumos (agua, jabón y toallas de papel descartables), dispensadores de alcohol en gel antibacteriano o alcohol líquido al 70%.

“Los momentos para la higiene de manos serán antes de salir de casa, al llegar a la escuela, antes y después de los descansos, antes y después de la manipulación de alimentos, luego de haber tocado superficies públicas (mostradores, pasamanos, picaportes, barandas, entre otros), antes y después de ir al baño, después de toser, estornudar o limpiarse la nariz”, señala el documento.

Durante la estadía en la escuela se recomienda realizar lavado de manos cada 80 minutos, además de trabajar diariamente sobre la importancia de las medidas sanitarias de higiene de manos.

Estará totalmente prohibido dentro del establecimiento la circulación de familias, tutores y/o adultos responsables, sin autorización de los directivos del establecimiento, compartir elementos personales como vasos, platos, cubiertos, entre otros y tomar mate.

Población de riesgo

El protocolo considera grupo de riesgo a las personas que por diferentes problemáticas físicas, psíquicas o sociales, son más vulnerables a contraer ciertas enfermedades.

En el caso del COVID-19, ese grupo de riesgo está conformado por las siguientes patologías:

1. Enfisema congénito;

2. Displasia broncopulmonar;

3. Traqueostomizados crónicos;

4. Utilización de medicación inmunosupresora o corticoides en altas

dosis (mayor a 2mg/kg/día de metilprednisona o más de 20 mg/día o su equivalente por más de 14 días);

5. Inmunodeficiencia congénita;

6. Asplenia funcional o anatómica (incluida Anemia Drepanocítica);

7. Desnutrición grave;

8. Tumor de órgano sólido en tratamiento;

9. Enfermedad oncohematológica hasta seis meses posteriores a la

remisión completa;

10. Trasplantados de órganos sólidos o de precursores hematopoyéticos;

11. Personas con insuficiencia renal crónica en diálisis o con

expectativa a ingresar a diálisis en los siguientes seis meses;

12. En el caso de las personas con VIH dependiendo del status (de 350

CD4 o con carga viral detectable) o pacientes con VIH con presencia de comorbilidades independientemente del status inmunológico, se deberá solicitar intervención al área de Medicina del Trabajo que corresponda para que por su intermedio efectúen las consultas pertinentes con el Servicio de Infectología para determinar el status y si corresponde ser excluido de la convocatoria;

13. Embarazo;

14. Personas mayores de 65 años.

Las y los docentes, que por su perfil de riesgo no puedan cumplir funciones de manera presencial, se les refuncionalizará la tarea para desarrollar actividades desde la no presencialidad, definidas en el plan institucional.

Medidas para transportes escolares

Según establece el “Plan Provincial de Regreso Cuidado a la Escuela 2021”, los propietarios de transportes escolares deberán sanitizar y ventilar los vehículos antes y después de cada recorrido. Solo podrán alcanzar una ocupación del 50% de la capacidad del vehículo, garantizando el distanciamiento social obligatorio.

Además, los conductores deberán usar obligatoriamente tapaboca o barbijo durante todo el recorrido.

Comentarios