Es debido a las condiciones de secado del material combustible que está en sus máximos históricos superando a los de la temporada 2008 y 2012 donde se sucedieron incendios de magnitud en la provincia.


Piden abstenerse de realizar fuego en toda la provincia

El director Provincial de Manejo del Fuego, Carlos Pereslindo, advirtió sobre el pedido de abstención debido a que las condiciones de secado del material combustible están actualmente en sus máximos históricos. Las escazas lluvias y las altas temperaturas registradas en las últimas semanas han generado que los niveles de sequedad estén en picos máximos, incluso superando a los de la temporada 2008 y 2012 donde se sucedieron incendios de magnitud en la provincia.

Según se informó, esta alerta alcanza a los ejidos urbanos de las ciudades donde hay uso del fuego y que dada las condiciones meteorológicas, también predispone la propagación de cualquier tipo, poniendo en riesgo también las viviendas de las familias.

Pereslindo, aseguró que respecto a la última alerta notificada “la situación no ha cambiado, de hecho empeora día a día en cuanto a la predisposición que existe para facilitar la propagación de cualquier fuente de ignición en los ambientes rurales, incluso durante la jornada de ayer, las cuadrillas de manejo del fuego de Tolhuin y Ushuaia han tenido que colaborar en incendios de interface urbano forestal”.

“Esta particularidad de las condiciones meteorológicas, afecta a toda la región patagónica, no solamente a los ambientes rurales de nuestra provincia sino que el déficit de precipitaciones que hemos tenido en las semanas previas, el incremento de la temperatura desde el fin de semana pasado y para lo que resta del mes de febrero, todo esto acompañado por fuertes vientos, predispone la propagación de cualquier fuente de ignición, no solamente en ambientes rurales, sino incluso en la zona de interface de las ciudades donde hay viviendas mezcladas con el bosque”.

Debido a ello, la cartera que trabaja en la prevención y en el ataque, llegado el caso, de focos de incendio decidió directamente llamar a toda la población a abstenerse de realizar fuego en ambientes rurales y a tomar máximas precauciones en los ejidos urbanos.

Asimismo, Pereslindo señaló que el “el mes de febrero es históricamente el más caluroso en Tierra del Fuego, presenta estas condiciones, desde el punto de vista técnico nosotros nos mantenemos en alerta y observando estas características por que predispone la propagación de cualquier fuente de incendios”.

“Estas condiciones del secado de material combustible están a un nivel que supera los máximos históricos en referencia a períodos en los que hemos tenido incendios de gran magnitud en la provincia. Puntualmente el año 2008 donde se quemaron alrededor de 7000 hectáreas de bosque productivo generando una pérdida, además de natural, económica importante, y luego superando también las condiciones presentes en 2012, en donde se dieron una continuación de incendios con el más destacado en Bahía Torito, afectando también en ese momento la industria turística” explicó el Director Provincial de Manejo del Fuego.

Los índices de riesgo de incendio forestal son difundidos diariamente a través de las redes del Ministerio de Producción y Ambiente facebook.com/MPyAtdf y descargándose la app de Ambiente TDF, para Android y IOS.

Ante la detección de una columna de humo o un incendio, comunicarse inmediatamente a las líneas de teléfono 103 y 105. Cualquier demora en el aviso puede causar la expansión del incendio y hacerlo incontrolable en poco tiempo.

Debido a las condiciones meteorológicas que generan rápidos niveles de secado en el material combustible disponible, sumando las características de este verano en donde una gran parte de la población hace uso de los ambientes naturales, la provincia atraviesa una alerta de incendios forestales de magnitud y se solicita a la población abstenerse de realizar fuego.

Comentarios