Una joven mamá oriunda de la ciudad de Mar del Plata, arribó a la ciudad de Ushuaia con la intención de recuperar a su hija. Según aseguró, una tía la trajo a esta ciudad “de paseo” y ahora no la quiere restituir a los progenitores.


Denuncian a una mujer de Ushuaia por supuesto secuestro de una niña

Yanina Cabral viajó para buscar a su hija de 10 años, llamada Luna, que se fue de vacaciones por dos semanas con una mujer de Ushuaia, quien resulta ser su tía, la cual se ‘apropió’ de la menor y nunca la devolvió a su madre.

La historia se remonta a febrero de 2020 y tiene como protagonistas a Yanina Cabral y a su pequeña hija, ambas oriundas de la ciudad de Mar del Plata.

Según Cabral, en el verano del 2020, Analía Lorena Escalante, pariente de la familia pasó por Mar del Plata y, con el consentimiento de los padres, trajo a la pequeña hasta esta ciudad “para que conozca”.

En ese ínterin comenzaron los bloqueos a causa de la pandemia lo que generó que la niña no pudiese regresar con su familia. Hoy, que la situación por coronavirus se flexibilizó, Yanina Cabral arribó a esta ciudad para llevarse a su hija pero, la tía no se la quiere restituir.

En su relato, Yanina contó que vive en Mar del Plata, con su marido y sus dos hijas. “En febrero del 2020, mi tía, que pasó por aquella ciudad, me pidió traer a la nena por una semana a Ushuaia para que pasee, a lo que yo accedí. Luego de que viajaron comenzaron los protocolos por el tema del Covid-19 y la pequeña quedó varada acá”.

Luego, en mayo del año pasado, cuando se reactivaron los vuelos de “repatriación”, Yanina se comunicó con Analía Lorena Escalante y le pidió la restitución de la pequeña, pero, según ella, Escalante le dijo que no le iba a devolver a la nena y la bloqueó a ella, y al resto de la familia, por lo que perdieron el contacto.

Yanina hizo las denuncias correspondientes en Mar del Plata, pero de forma infructífera, así que, apenas pudo vino a buscarla y cuando bajó del avión la Policía la estaba esperando en el aeropuerto de Ushuaia con una orden de restricción por sesenta días hacia Escalante y su propia hija, de la cual no conoce las razones y tampoco, según comenta, se las quieren informar.

La madre desesperada aclara que jamás tuvo problemas con la Justicia, por maltratos o abandono, “jamás me visitó una asistente social”, adujo.

“Yo no puedo estar mucho tiempo acá, tengo otra hija en Mar del Plata y tampoco me da el presupuesto”, comentó ante la prensa la madre desesperada.

En tanto se preguntó cómo puede ser que la Justicia no entienda de derechos. “Dónde están los derechos de una madre”, reclamó y agregó que a ella desde la Justicia nadie le dio derecho a nada.

Finalmente pidió a las autoridades que le hagan pericias a la nena “y poder regresar con ella a casa”.

Comentarios