Víctor Navarro Salazar es maestro de la escuela Nº38 en la Base Esperanza junto a su esposa Mariana Ibarra, y tras el desembarco en Ushuaia, Víctor contó acerca de la experiencia del año en el continente blanco y cómo se encontraron ante la “nueva realidad”.


Regresaron los docentes antárticos

Regresaron los docentes antárticos, luego de dar clases presenciales durante todo el 2020.

“Este año nos tocó trabajar con mi esposa en la Antártida Argentina y como no ingresó el virus pudimos tener clases presenciales durante el ciclo lectivo”, dijo el docente antártico.

Sobre las noticias que llegaban acerca del avance del Covid-19, señaló: “Obviamente lo vivimos con preocupación. Las noticias que llegaban y a medida que pasó el año nos pudimos comunicar con la familia y contentos que estaban bien”.

“La verdad que fue un desafío lindo seguir con el ciclo lectivo y fuimos la única escuela del país que tuvo clases presenciales. En algún momento del año fuimos únicos con clases presenciales”, indicó.

Sobre la suspensión de la vuelta a clases en la Antártida la próxima temporada, dijo que “es triste, no es bueno que una escuela no vuelva a abrir sus puertas pero con la tranquilidad de que el Ministerio de Defensa dijo que es temporal por la pandemia, y desde nuestro lugar vamos a trabajar para difundir lo que hacen los alumnos en el colegio y se conozca por todo el país”.

Víctor estaba en la Antártida desde el 26 de noviembre de 2019 y mi esposa e hijos, desde fines de febrero del 2020.

Comentarios