El secretario de Gobierno de la Municipalidad de Río Grande, Gastón Díaz, confirmó que el intendente Martín Pérez promulgará la ordenanza, aprobada por unanimidad en el Concejo, que establece la obligatoriedad del uso del barbijo o tapa boca-cubre nariz, en la vía pública. “Ya estamos trabajando con el Tribunal de Faltas en la reglamentación”, indicó.


El Municipio promulgará la ordenanza que establece la obligatoriedad del barbijo

El intendente Martín Pérez promulgará la ordenanza, aprobada por unanimidad, que establece la obligatoriedad del uso del barbijo en la vía pública.

“El Municipio promulgará una ordenanza aprobada por unanimidad del cuerpo de concejales. En algunas entrevistas el intendente fue muy claro con las medidas que promuevan la prevención y concientización”, manifestó Díaz.

Y agregó: “Hay que reglamentar su entrada en vigencia. Estamos hablando con el Tribunal administrativo de faltas, para que se establezca una implementación ajustada a derecho”.

El secretario de Gobierno indicó que “se pueda efectivizar de una manera correcta. Si bien lo vamos a formalizar inmediatamente nos llegue la comunicación del Concejo, te adelanto que el Tribunal de Faltas ya dio su parecer, en los casos de circular en la vía pública”.

“Ya entra a jugar las facultades de poder de Policía, para poder pedir documentación. A la hora de solicitar la identificación a la persona, pensemos en una reunión de menores de edad en espacios públicos, los agentes municipales tienen que dar aviso a un Policía para que les muestre la documentación”, expresó el funcionario.

“La reglamentación es compleja y creo que lo más prolijo es trabajarlo en conjunto con el Tribunal de Faltas, que tiene experiencia en el tema. El planteo más habitual tiene que ver con, quien es la persona que identificó al vecino y ahí aparecen las fuerzas policiales”, opinó.

Consultado por las edades especificadas en la ordenanza, Díaz dijo que “la ordenanza no discrimina por edad. En los menores de edad ya tienen responsabilidad los progenitores. Corresponde que la reglamentación sea precisa en cuanto a las edades y a las personas que se encuentran reunidas”.

Comentarios