En Ushuaia, desde la Cámara de Apelaciones de la Justicia Provincial liberaron a un detenido y a las pocas horas volvió a delinquir. Se trata de Jonathan Renzo (alias "Jony") Quiroga, quien había sido detenido junto a otro sujeto por ingresar a la casa de un policía y golpearlo. El juez penal lo procesó con prisión preventiva pero la Sala Penal de la Cámara de Apelaciones lo liberó al cambiar la calificación legal y morigerar su situación procesal.


Liberaron a un preso y volvió a reincidir a las pocas horas

Liberaron a un preso y volvió a reincidir a las pocas horas de haber sido liberado.

Quiroga (alias “Jony”), varias veces condenado por la justicia fueguina, fue liberado y a las pocas horas nuevamente detenido por estar seriamente comprometido en un robo, donde un hombre fue atacado a golpes para robarle su teléfono celular, informaron fuentes policiales.

El hecho podría ser uno más, pero el segundo robo fue posible gracias a que la Sala Penal de la Cámara de Apelaciones, con asiento Ushuaia, lo había dejado libre horas antes luego de revocar parcialmente el procesamiento y la prisión preventiva que le había dictado el juez penal Javier De Gamas Soler en el caso del policía golpeado.

Quiroga, quien ha purgado penas de prisión efectiva y ha sido declarado varias veces reincidente por la justicia fueguina en otras causas, incluida su participación en un motín, fue procesado por De Gamas durante abril. El magistrado lo encontró prima facie autor de tentativa de robo y lesiones provocadas al uniformado, por lo que dictó su prisión preventiva.

A partir de allí su abogado defensor presentó un recurso de apelación que fue resuelto en tiempo récord por los jueces camaristas, Paola Alejandra Caucich y Andrés Leonelli, ambos de la Sala Penal de la Cámara de Apelaciones de la ciudad de Ushuaia.

Los camaristas consideraron que el Juez de primera instancia había sido demasiado duro al considerar que Quiroga había intentado robarle al policía, motivo por el cual, suprimieron esta figura y consideraron que sólo hubo una lesión.

Al cambiar la calificación legal por una más benigna, Quiroga tuvo que ser excarcelado porque el mínimo de la pena de lesiones permite que pudiera estar en libertad, indicaron fuentes judiciales.

Pero debido a esa decisión, la policía recibió durante el fin de semana la denuncia de un hombre que había sido atacado por dos sujetos que le robaron el celular, hecho que sucedió en la madrugada.

Tras investigaciones realizadas, la policía detectó que Quiroga habría sido uno de los dos maleantes que golpearon al hombre para robarle, por lo que el lunes procedieron a detenerlo cuando deambulaba por Fadul al 400 violando la cuarentena. Sólo logró estar en libertad sin delinquir apenas tres días.

Ahora habrá que aguardar si el reconocido sujeto en el ámbito policial logra obtener una nueva decisión favorable por parte de alguna instancia judicial que le permita nuevamente salir en libertad.

Comentarios