El presidente Alberto Fernández anunció anoche la profundización de las restricciones para enfrentar la pandemia de coronavirus. La cuarentena hasta el 31 de marzo, que ya regía en Tierra del Fuego, se extendió a todo el país. Solo se podrá salir de los domicilios para comprar alimentos o fármacos, o para actividades autorizadas. Fernández les pidió “severidad” a los gobernadores para que hagan cumplir las medidas. Melella apoyó el anuncio presidencial.


El presidente Alberto Fernández anunció el día 19 de marzo a un aislamiento general y obligatorio hasta el día 31 de marzo.

Todos en casa: Aislamiento social, preventivo y obligatorio nacional.

El presidente Alberto Fernández afirmó ayer que hay una “pelea” que los argentinos deben dar contra el “enemigo invisible” que es el coronavirus, al anunciar un aislamiento general y obligatorio desde hoy hasta el 31 de marzo.

“Si el contagio es menor, vamos a sufrir mucho menos como sociedad. Vayamos a descansar tranquilos, tenemos muchos días para cuidarnos y por delante una pelea que debemos dar como los argentinos. Gracias a todos”, finalizó el jefe de Estado al hacer el anuncio en la Quinta de Olivos.

El mandatario nacional estuvo acompañado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y los gobernadores de Santa Fe, Omar Perotti; de Buenos Aires, Axel Kicillof; y de Jujuy, Gerardo Morales.

Además pidió a los argentinos que “cada uno haga su parte” mientras dure la cuarentena obligatoria y precisó que estarán exentos quienes trabajen en la producción de alimentos, medicamentos y refinería de nafta y gasoil.

“La norma tiene excepciones, una serie de actividades que están excluidas: producción de alimentos, de fármacos, y algunas otras actividades como el petróleo, y la refinería de nafta y gasoil”, explicó el jefe de Estado en conferencia de prensa.

La excepción alcanza a “la conducción política, gobierno nacional, provinciales y municipales” y también las “Fuerzas Armadas y de seguridad”.

“Necesitamos que cada uno de nosotros haga su parte”, pidió el Presidente y agregó: “Manteniendo distancia entre nosotros, guardándonos vamos a evitar que el virus se propague y si se propaga que lo haga más lentamente, de tal modo que el sistema sanitario pueda hacer frente a ello”.

Medidas dispuestas

– No hay obligación formal de concurrir a los lugares de trabajo, nadie puede moverse de sus residencias, todos tienen que quedarse en sus casas.

– Se exceptúa a los miembros de fuerzas de seguridad, policías provinciales, bomberos, empleados que trabajen en el sistema sanitario y en comercios de venta de alimentos y de productos de primera necesidad, entre ellos farmacias y ferreterías.

– También quedan exceptuados quienes trabajan en los gobiernos nacional, provinciales y municipales en niveles de conducción política, trabajadores que producen alientos y fármacos, trabajadores del petróleo y refinerías y periodistas.

– Sólo se podrá abandonar el domicilio particular para la compra de productos de primera necesidad o por emergencia médica.

– Habrá coordinación de seguridad de las policías provinciales y las fuerzas de seguridad nacionales (Policía Federal, Prefectura y Gendarmería) para evitar que se viole el DNU, controlando quién está circulando por las calles y quien no pueda explicarlo será sometido al Código Penal.

– El Estado nacional y los Estados provinciales garantizarán la provisión constante de alimentos en los comercios y supermercados en todo el país.

– Los hospitales públicos y privados tendrán guardias mínimas para emergencias.

– El feriado del 2 de abril por los Caídos en Malvinas se adelantará al martes 31 de marzo y el lunes 30 de marzo será declarado “feriado puente”.

Comentarios