En medio del reclamo de los empleados estatales provinciales, el gobernador Melella y sus funcionarios recibirían automáticamente un nuevo aumento salarial, luego que el Municipio de Río Grande otorgara una mejora a sus empleados.


el gobernador Melella y sus funcionarios recibirían automáticamente un nuevo aumento salarial

El gobernador Melella y sus funcionarios recibirían automáticamente un nuevo aumento salarial.

Después del aumento salarial de casi el ciento por ciento, para el gobernador que pasó de unos $100 mil a $198 mil y con ello también se incremento en un 90% el ingreso de ministros, secretarios y toda la planta política del gobierno, nuevamente la planta política recibiría un aumento salarial, después que el municipio de Río Grande firmara con sus empleados una mejora cinco mil pesos bonificables, remunerativo al básico y la transformación del presentismo en un 7,5% de la escala salarial (asignación de categoría y zona).

Esta mejora salarial que otorgó el intendente Pérez y se espera que la próxima semana en Ushuaia el intendente Vuoto haga lo mismo con los empleados municipales de la capital provincial, hará que el sueldo del gobernador Melella y toda la planta política reciba un aumento salarial proporcional.

Recordemos que se encuentra vigente actualmente la ley de dietas Nº 855, que establece que el sueldo del gobernador y el proporcional de los funcionarios se calcule con el promedio de los sueldos de los intendentes de Ushuaia y Río Grande, más un adicional del cinco por ciento.

Por lo tanto, cualquier aumento de sueldo municipal hará que tanto Melella como su planta política reciban automáticamente un nuevo aumento salarial, a pesar que los empleados estatales provinciales siguen en paritarias esperando una actualización salarial.

Pareciera que las palabras del ahora Ministro Jefe de Gabinete, Agustín Tita, del mes de julio del año pasado era un anuncio de lo que se venía para los estatales fueguinos en materia salarial, indicando que el aumento salarial a los estatales no era una prioridad.

La única manera que ni el gobernador Melella, ni sus funcionarios reciban un nuevo aumento salarial, sería que el mismo emitiera un decreto que lo impida, tal como lo hizo la ex gobernadora Bertone en su momento; sino automáticamente cada vez que los intendentes aumenten los salarios municipales, los funcionarios del Gobierno Provincial recibirán aumento salarial, independientemente de lo que los empleados estatales provinciales reciban o no de aumento.

Comentarios