Las estadísticas marcan que sigue en ascenso la violencia contra las mujeres. y la cifra es contundente: cada día se denuncian 46 ataques sexuales en todo el país. En Tierra del Fuego aseguran que "los niveles de violencia de género crecieron en forma inusitada".


Crecieron los niveles de violencia de género en la provincia

Los datos oficiales expusieron que durante 2018 fueron notificadas 12.708 agresiones sexuales y que, además, se iniciaron investigaciones por 4266 violaciones.

El nivel más alto de los ataques sexuales consumados se registró en la ciudad misionera de Oberá, con una tasa de 56,18 y un total de 67 casos.

En otras ciudades de Misiones también se verificaron elevadas tasas de violaciones, tal como quedó expuesto en Puerto Iguazú, donde la tasa de violaciones alcanzó a 27,93 a partir de los 27 episodios denunciados y en Posadas, donde las 58 violaciones verificadas durante 2018 llevaron la tasa a 15,96.

Una situación anormal parece haberse originado en Tierra del Fuego. Los niveles de violencia de género en la provincia más austral crecieron en forma inusitada.

La tasa de violaciones registrada en Ushuaia es de 36,7 con 27 casos confirmados por denuncias judiciales, mientras que en Río Grande se alcanzó una tasa de 18,65 luego de notificarse 17 violaciones durante 2018.

Sin embargo, más allá de esas cifras resulta más sorprendente el brusco ascenso de los casos de violaciones en ese territorio.

En 2016 en Ushuaia solo se habían reportado dos violaciones y en Río Grande figuran cinco casos ese año en las estadísticas nacionales.

En los ataques sexuales, que no incluyeron violaciones, no hubo una variación perceptible entre los 55 episodios denunciados durante 2016 y los 57 expuestos en el informe presentado por anteayer por el Ministerio de Seguridad de la Nación, con datos de 2018. Diferente fue el caso de Río Grande. Allí se pasó de un ataque sexual denunciado en 2016 a 106 notificados el año pasado.

Los femicidios, por su parte, representan el 13,7% de los 2362 asesinatos registrados en todo el país durante 2018.

Este año ya se superó el centenar de muertes de mujeres en casos vinculados con la violencia de género. Y el último episodio conocido fue un doble femicidio notificado anteayer en la ciudad de Rosario, que tiene el segundo registro nacional si se toma en cuenta la tasa de homicidios.

Allí fue detenido un hombre en el centro de la ciudad luego de que su pareja apareciera muerta en el departamento donde vivían y que su suegra de 80 años falleciera horas después en el hospital de Emergencias como consecuencia de las heridas que le habría causado a golpes y con un cuchillo.

El supuesto atacante, Andrés R., de 44 años, quedó detenido por orden del fiscal de Homicidios, Miguel Moreno, luego de que se detectaran lesiones en sus puños que podrían ser producto de los golpes que les dio a ambas víctimas.

Una llamada al número de emergencias 911 había alertado de una situación conflictiva en Laprida al 1400. Cuando llegó el personal policial, dos amigas de Isabel F., de 44 años, dijeron que la mujer había sido atacada por su pareja.

Cuando los efectivos ingresaron en el inmueble encontraron a Isabel F. fallecida, con una puñalada en el cuello y golpes. Su madre, de 80 años, fue encontrada con serias lesiones hechas con un arma blanca, y también golpes, presuntamente, de puño.

La jubilada murió pocas horas después en el hospital de urgencias donde había sido internada. La policía encontró a Andrés R. en estado de shock. Fue detenido por orden del fiscal como principal sospechoso del doble homicidio. Tenía leves heridas en las manos. Fue trasladado a la comisaría 2a., donde quedó detenido e incomunicado, acusado del delito de doble homicidio calificado.

Comentarios