Junto a la periodista Pilar del Río, la vicepresidenta comentó en redes sociales la importancia de la legitimidad que se gana gestionando.


El juez federal Julián Ercolini sobreseyó a Cristina Fernández de Kirchner, a exfuncionarios de su gobierno y a un centenar de empresarios. Fue en una parte de la investigación por supuesta “cartelización” de la obra pública vial.

Esta investigación forma parte de la causa abierta como derivación del caso “cuadernos”. En una resolución de 98 carillas, el juez de primera instancia consideró que “no fue posible a pesar de la profusa investigación llevada a cabo, establecer la responsabilidad de los imputados en los hechos” . Los mismos vinculados a algunos supuestos pagos ilegales mencionados por el financista “arrepentido”, Ernesto Clarens.

Conocida la sentencia, Cristina realizó unos tuits tras la reunión con la intelectual Pilar del Río, esposa del Premio Nobel de Literatura José Saramago. Allí mencionó la intención de la periodista de participar en la próxima conmemoración por los 40 años de democracia en Argentina.

Asimismo realizó unos comentarios que parecieran agudizar la interna:

“La pregunta era: ¿Cómo íbamos a hacer para gobernar el país después de la crisis de 2001 con apenas el 22% de los votos? Mi respuesta fue única y categórica: nos íbamos a legitimar gobernando? porque se podía ser legítimo y legal de origen y no de gestión”, aseveró la expresidente.

Este mensaje recuerda los inicios del kirchnerismo, tras la crisis social y económica de 2001 y en la previa de la elección en la que Néstor Kirchner y Carlos Menem debían enfrentarse en el primer balotaje de la historia.

 CAUSA CUADERNOS

Ercolini sobreseyó en esta parte del caso a la vicepresidente, al exministro de Planificación Federal Julio De Vido, al exsecretario de Obra Pública José López y a Clarens, además de un centenar de empresarios de la construcción, entre los cuales están Juan Chediak, Aldo Roggio, Eduardo Eurnekian, Cristóbal López y Fabián De Sousa.

Esta investigación se abrió como un derivado de la causa central por los cuadernos del remisero Oscar Centeno. Fue enviada a juicio y está en etapa de preparación ante el Tribunal Oral Federal 7 que, también, se prepara para el juicio la otra parte de la causa por “cartelización” de la obra pública en la que sí hay procesamientos confirmados.

“Llegado el momento de resolver en autos, y dado que se ha agotado la etapa investigativa, al menos con relación a los imputados en los hechos desarrollados en este acápite, ante la ausencia de medidas pendientes de producción; es que habré dictar el sobreseimiento”, agregó Ercolini.

Las nuevas pruebas incorporadas al caso al profundizarse la pesquisa por orden de la Cámara Federal porteña, que había dictado la falta de mérito, “no arrojaron luz respecto a la intervención de los nombrados en los acontecimientos mencionados”.

En la misma resolución, Ercolini procesó al imputado Gustavo Dalla Tea, de la empresa CPC, por presunto “cohecho activo”.

Comentarios