Se trata de un gigante megarraptor, de nombre tehuelche, cuyos restos fueron recientemente hallados en suelo patagónico. En su vida medía entre nueve y diez metros de largo y, hasta el momento, nunca se había encontrado una criatura tan grande., .


Fósiles del Maip Macrothorax, el dinosaurio megarraptórodo más grande encontrado hasta el momento, aparecieron en Santa Cruz, Fue gracias al trabajo de un equipo de investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Ténicas (Conicet).

Al respecto, el paleontólogo Fernando Novas catalogó  el hallazgo como un hecho “sorprendente” que permite “abrir más interrogantes”.

“Lo más sorprendente es que el hallazgo permite conocer más sobre la evolución de los dinosaurios carnívoros en la Patagonia“, remarcó.

Este científico se desempeña como jefe del Laboratorio de Anatomía Comparada del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia -ubicado en el porteño Parque Centenario- e integrante del equipo que colectó los huesos del Maip.

Sobre el hallazgo

El hallazgo de esta especie, publicado recientemente en la revista Scientific Reports, fue presentado en las últimas horas durante una conferencia. De la misma participó la presidenta del Conicet, Ana Franchi, junto al director del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia, Pablo Luis Tubaro, y colegas investigadores.

Los restos fósiles del megarraptor demostraron que era “una criatura de gran tamaño”. Medía entre nueve y diez metros de largo y pesaba alrededor de seis toneladas, lo mismo que un elefante macho adulto.

Para soportar tanto peso, su columna vertebral estaba compuesta por enormes vértebras interconectadas por un complejo sistema de músculos, tendones y ligamentos. Eso le permitía mantenerse erguido sobre sus patas traseras mientras caminaba o corría.

Con nombre tehuelche

A su vez, Maip debe su nombre a, por un lado, una palabra tehuelche que significa “entidad maligna”, que suele “atacar por la noche y dejar muerte a su pasar, lo que se cree que hacía este espécimen en el Cretácico”, dijo Mauro Aranciaga Rolando, primer autor del artículo y becario Conicet.

Por otro lado, Macrothorax hace referencia a su “enorme pecho”, que medía 1,2 y 1,5 metros de alto.

“Los huesos de Maip nos ayudaron a entender mejor la anatomía de los megarraptores. Pertenecen a una familia cuyo esqueleto no era como el de un tiranosaurio, grande pero pesado, sino que eran animales ligeros. Es decir que sus huesos no eran macizos. Sino que presentaban una gran cantidad de huecos internos que los hacían mucho más livianos. Algo así como un ladrillo hueco comparado con uno macizo”, explicó Aranciaga.

Dónde fue encontrado

El animal, que vivió hace aproximadamente 70 millones de años -durante el período denominado Cretácito– fue descubierto en la estancia La Anita, a 30 kilómetros de El Calafate, en la provincia de Santa Cruz.

Comentarios