Con la presencia de la gobernadora Rosana Bertone, la iniciativa se centra en el desarrollo social, productivo y de infraestructura del sur argentino.


El plan incluirá la conformación de un “gabinete político” representado por el Gobierno y las provincias para atender problemáticas exclusivas de esa región.

El próximo jueves, con la presencia del presidente Mauricio Macri en Viedma, se oficializará la puesta en marcha de un plan integral de obras para la Patagonia que emulará al plan Belgrano ideado para el norte del país.

Macri hará el anuncio en la capital de Río Negro junto al gobernador local Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro); de Neuquén, Omar Gutiérrez (Movimiento Popular Neuquino); de Chubut, Mario das Neves (Chubut Somos Todos); de Santa Cruz, Alicia Kirchner (FpV); y de Tierra del Fuego, Rosana Bertone (FpV). Una liga sureña que, pese a ser variopinta desde los sellos políticos, empezó a tomar forma con el reclamo conjunto contra un decreto del Presidente por la eliminación de los reembolsos a los puertos patagónicos. En aquella oportunidad, la lanza la llevó el chubutense Das Neves y logró que la comisión bicameral del Congreso Nacional votara en diciembre contra el DNU de Macri.

Ahora, el plan elaborado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y que surgió tras un encuentro de los gobernadores con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, atiende el reclamo de la región para ser beneficiarias también en el reparto de obras, en especial por ser la Patagonia una de las zonas más afectadas por las pérdidas de puestos de trabajo tras las crisis petrolera, frutícola, textil y de la industria fueguina.

En aquella oportunidad, sobre el cierre de 2016, se pidió un plan integral de obras de infraestructura que atravesara la región. El proyecto estará encabezado por un chubutense, Ignacio Torres, director ejecutivo del PAMI en la provincia, quien ya mantuvo reuniones en Buenos Aires con funcionarios de la cartera de Frigerio. Su designación fue consensuada con Das Neves y se prevé el funcionamiento de una mesa directiva en la Patagonia con representantes de todas las provincias.

Aunque inicialmente La Pampa estaba contemplada en el Plan, en la provincia recibieron con sorpresa -y disgusto- que la tarjeta de invitación al convite de Viedma no le haya llegado al peronista crítico Carlos Verna. Por ende, los pampeanos quedarían excluidos del derrame de obras.

Si bien el diputado nacional Martín Maquieyra (Cambiemos) había asegurado que La Pampa estaba incluida, el Gobierno de Verna emitió un comunicado oficial negando la versión. “La Pampa informa que no ha recibido invitación para asistir el jueves a Chubut (sic). En Casa de Gobierno nunca se recibió una invitación oficial ni se conoce el programa de la jornada”, dice el texto.

Otra fuente aseguró que la iniciativa “es un espejo del plan Belgrano” que está a cargo del radical José Cano, en referencia al proyecto creado ni bien asumió Macri mediante el decreto 12/2015.

Como adelantara este medio en diciembre, el plan regional contempla la construcción de un tren transpatagónico, que atraviese territorios de Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz, y se conecte con la red ferroviaria existente. También se prevé un camino de circunvalación para Comodoro Rivadavia y proyectos de energías renovables.

Fuente: Ambito.com

Comentarios