Luego de arduas negociaciones, los gobernadores de las provincias aceptaron la propuesta del Presidente. La única excepción fue San Luis.


En el Salón Eva Perón, Mauricio Macri, el jefe de Gabinete Marcos Peña y los ministros Rogelio Frigerio (Interior) y Nicolás Dujovne (Hacienda) se reunieron con Mariano Arcioni (Chubut), Sergio Uñac (San Juan), Juan Manuel Urtubey (Salta), Lucía Corpacci (Catamarca), Juan Manzur (Tucumán), Carlos Verna (La Pampa), Gildo Insfrán (Formosa), Alberto Weretilneck (Formosa), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Hugo Passalacqua (Misiones), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Alfredo Cornejo (Mendoza), Miguel Lifschitz (Santa Fe), Juan Schiaretti (Córdoba), Gerardo Morales (Jujuy), Sergio Casas (La Rioja) Omar Gutiérrez (Neuquén), Ricardo Colombi (Corrientes), Horacio Rodríguez Larreta (Ciudad) y María Eugenia Vidal (Buenos Aires).

También estuvieron los vicegobernadores Pablo González (Santa Cruz), Mateo Daniel Capitanich (Chaco) y José Neder (Santiago del Estero). Y por San Luis, el vice Carlos Ponce, emisario del gobernador Alberto Rodríguez Saá, quien fue el único que no adhirió a la firma del Pacto Fiscal.

En la conferencia de prensa junto a funcionarios nacionales, Bertone destacó el Pacto Fiscal sellado hoy con el Gobierno Nacional y dijo que “esta es la primera vez que en un pacto fiscal no se resigna federalismo”. Entre risas le dio a mano al ministro de Hacienda Eduardo Dujovne: “No soy una persona que sea resentida en la vida así que Dujovne, empezamos de nuevo”, le dijo luego de las criticas que la mandataria habia conferido al funcionario nacional a quien acuso de querer hacer desaparecer a Tierra del Fuego.

La gobernadora señaló que “fueron muy importantes las concesiones que se hicieron en el sentido de un trabajo en equipo donde el ministro Rogelio Frigerio, sus colaboradores, los colaboradores del ministro Dujovne escucharon todos los reclamos de los Gobernadores. Rescato esto de la paciencia porque todos juntos los peronistas, más el radicalismo y otros espacios políticos era un cóctel explosivo sentados ahí juntos tratando de ponernos de acuerdo en los puntos que luego queríamos transmitir a la Nación”.

Además aseveró que “todos hemos quedado satisfechos y hemos quedado conformes con lo que hemos firmado y esperamos que esto ahora se vea reflejado en las cámaras con el voto de nuestros senadores y diputados que acompañen estas medidas que van a ser positivas para la Argentina”.

La gobernadora afirmó que “este es un mensaje al mundo de ver cómo distintos espacios políticos se ponen de acuerdo para solucionar problemas que hace 50 años que este país atraviesa”. “En mi el espíritu de contribuir no solo con mi provincia sino con la Argentina a resolver los problemas que nos aquejaban desde el punto de vista fiscal”, cerró la mandataria.

Los puntos principales acordados hoy por la Nación y 23 de los 24 gobernadores (San Luis fue la excepción): Reforma de la ley de impuesto a las ganancias: se eliminará el artículo 104 de la ley que creó, el Fondo del Conurbano. El cambio implica que los gobernadores aceptaron la compensación a María Eugenia Vidal por 105.000 millones de pesos hasta 2019 y la distribución del resto de lo recaudado por Ganancias entre las provincias.

Reforma previsional: Los gobernadores lograron que el Gobierno cediera. Las jubilaciones se actualizarán trimestralmente, como preveía el proyecto oficial original, pero no sólo por inflación, como pretendía la Casa Rosada. El documento que firmaron los jefes provinciales dice que deberán “garantizarse aumentos por encima de la evolución de la inflación”. No se especifica con qué mecanismos se complementaría el ajuste según la evolución de los precios.

Juicios: Los gobernadores accedieron a retirar las demandas contra la Nación a cambio de compensaciones con bonos a cobrar en 10 años. Eran 56 juicios identificados por distribución de recursos, por una cifra cercana a los $ 340 mil millones, según estiman en el Ministerio de Hacienda que conduce Nicolás Dujovne. Esto sin contar el reclamo de la Provincia de Buenos Aires, por unos $ 400 mil millones y que Vidal ya garantizó desestimar siempre que salga la ley y se le reconozcan los fondos “hacia adelante”.

Ingresos brutos: Se modificarán las alícuotas máximas de ingresos brutos y sellos y completar la eliminación de ambos gravámenes en 2022.

Fondo del Conurbano: Se deroga el artículo 104 de Ganancias y Nación pone los fondos para compensar a las provincias.

Impuesto al cheque: el 100% se destinará a ANSeS. De esta manera se compensará al organismo que conduce Emilio Basavilbaso, que de prosperar el acuerdo dejará de recibir el 20% de lo que se recauda por el impuesto a las Ganancias, tal como lo prevé el artículo 104.

Rebaja de impuestos distorsivos (Ingresos Brutos y Sellos)

El compromiso de las provincias de acompañar la ley de Responsabilidad Fiscal que impulsa Nación.

Se incluirá el financiamiento del déficit de las cajas previsionales no transferidas, un punto que varios gobernadores pusieron como condición para firmar, pero únicamente el déficit que provoque las jubilaciones armonizadas con las condiciones del ANSES.

El Gobierno aceptó coparticipar la recaudación del Revalúo Impositivo.

Comentarios