El juez federal Claudio Bonadio dictó la medida en el marco de la causa en la que se investigan presuntas irregularidades en la operatoria con dólar futuro sobre el final de la gestión de la ex presidente, en la que ya se encuentra procesada.


0707 cristinadolar1La respuesta estratégica de la ex presidente, Cristina Fernández de Kirchner, fue denunciar el magistrado por la presunta filtración de un documento que habría sido obtenido durante un allanamiento realizado en el marco de la causa conocida como “Los Sauces”, que también se encuentra radicada en el Juzgado Federal número 11.

La ex jefa de Estado llegó a los tribunales federales de Comodoro Py a las 12.53 para notificarse personalmente de que Bonadio la procesó por presunta “administración infiel en perjuicio de la administración pública” y le dictó un embargo de 15 millones de pesos.

Fernández de Kirchner ingresó al juzgado acompañada por su abogado Carlos Beraldi, firmó la notificación sobre su situación procesal, rechazó el embargo sobre sus cuentas y fue allí que se enteró que el magistrado dispondría entonces el congelamiento de todos sus bienes registrados, por lo que no podrá realizar transacciones con ellos.

La ex presidenta permaneció en el juzgado de Bonadio, con quien no se cruzó, por menos de 5 minutos y luego abandonó el cuarto piso de los tribunales federales del barrio porteño de Retiro para dirigirse al quinto a denunciar al magistrado y a la diputada nacional Margarita Stolbizer por la presunta “filtración y tergiversación” de un documento.

La ex mandataria realizó una presentación espontánea ante el fiscal federal Gerardo Pollicita, en relación a una presentación realizada ayer por Stolbizer, quien pidió que se investiguen presuntos “movimientos sospechosos” en las cuentas bancarias de la familia Kirchner.

Fuentes judiciales informaron a Télam que la ex jefa de Estado sostuvo ante Pollicita y ante el fiscal Ignacio Mahiques que la presentación realizada por Stolbizer ayer fue el producto de la “tergiversación” de un documento encontrado durante una allanamiento realizado hace una semana “en el estudio del contador Manzanares”.

El allanamiento se produjo en el marco de la causa Los Sauces, radicada en el juzgado de Bonadio, señalado por la ex presidenta como quien filtró la información que luego habría sido “tergiversada” y volcada por Stolbizer en la causa “Hotesur”, que lleva adelante el juez Julián Ercolini con intervención de Pollicita.

En la causa conocida como “Los Sauces” se investigan los negocios inmobiliarios de la ex familia presidencial a través de una sociedad anónima que lleva ese nombre y a través de la cual se administraban distintas propiedades.

De acuerdo a la investigación judicial, los principales inquilinos de los inmuebles administrados por la sociedad Los Sauces serían los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López; uno detenido y el otro imputado en una causa relacionada con una millonaria deuda impositiva que algunas de sus empresas mantienen con la AFIP.

Ayer, la diputada Stolbizer realizó una presentación ante Pollicita en la que pidió que se investiguen presuntos “movimientos sospechosos” en las cuentas bancarias de la familia Kirchner y la posible existencia de dos cajas de seguridad no declaradas con 5 millones de dólares y de una cuenta bancaria por 1 millón de dólares a nombre de Florencia Kirchner.

Pasadas las 14, la ex presidenta se retiró del edifico de Comodoro Py, el cual recorrió siempre acompañada por su custodia y seguida por funcionarios judiciales que le reclamaban fotos e incluso autógrafos que otorgó sin vacilar.

Fuente: Télam.

Comentarios