Ante la ausencia de Bertone, el vicegobernador fue el orador principal del acto en Tolhuin. Dijo que la provincia vive una etapa de transformación y que hay enemigos dentro y fuera que pretenden desestabilizar.


TOLHUIN. El acto se realizó en el Polideportivo de la ciudad. Arcando iza la bandera de Argentina.

TOLHUIN. El acto oficial se realizó en el Polideportivo de la ciudad. Arcando iza la bandera de Argentina.

Mientras que en Río Grande se concentraba una multitud para protestar contra el tarifazo de gas, y por las leyes de ajustes que afrenta la provincia de Tierra del Fuego, Juan Carlos Arcando se persignaba en el Tedeum en Iglesia Sagrada Familia y luego encabezaba el acto por el 25 aniversario de la firma de la Carta Magna Fueguina, considerado el Día de la Provincia, en la ciudad de Tolhuin.

Arcando dijo que “la provincia empieza a transitar una etapa distinta, una etapa de unidad u dejar atrás el egoísmo”. Sin referirse a los disturbios en el desalojo del acampe por expresa decisión del Ejecutivo de la provincia, el vicegobernador aseguró que “con serena reflexión y a la luz de los hechos presentes, con dolor, podríamos decir que los fueguinos no supimos cultivar, cuidar o preservar -por distintas razones- aquel histórico legado que nos dejaron los antiguos pobladores y forjadores de esta joven Provincia”.

Y agregó que los ciudadanos están mal informados: “Indolentemente, aceptamos voces y hechos extraños que colonizaron nuestro pensamiento, a punto tal que nos convertimos en un pueblo mal informado que quiso dejar de ser sin antes haber sido”. Además, sostuvo que hay personas que quieren generar un clima de desestabilización en Tierra del Fuego: “Hay enemigos importantes de adentro y de afuera, los que responden a intereses personales y los que integran grupos organizados. Estos no tienen Patria ni bandera, pero sí quieren subvertir valores y adueñarse fundamentalmente de nuestros ideales y de nuestro futuro”.

Antes de finalizar el acto, Juan Carlos Arcando instó a los fueguinos a unirse. “El acercamiento entre los fueguinos de bien, que somos la inmensa mayoría, pero tenemos que estar unidos frente a esos ataques, frente a ellos que no quieren que nuestra querida Provincia crezca, en los mejores valores y con un destino de grandeza. Sé que no son tiempos fáciles, pero tampoco son tiempos para tibios”, aseguró Arcando, quien quedó al mando de la provincia porque la Gobernadora, Rosana Bertone, se encontraba reunida en ese instante con el Ministro de Energía, Juan José Aranguren, y el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

 

Comentarios