Funcionarios de Defensa de la Nación y el Pentágono acordaron la instalación en Ushuaia. Un punto estratégico para las Fuerzas Armadas de USA frente a la Antártida y la unión de los océanos.


GOOD RELATIONSHIP. Macri y Obama, durante la visita del Presidente de Estados Unidos en Argentina.

GOOD RELATIONSHIP. Macri y Obama, durante la visita del Presidente de Estados Unidos en Argentina.

Hace quince días, miembros del Ministerio de Defensa de la Nación arribaron a Washington para establecer lazos políticos y militares con Estados Unidos. El resultado de aquellas reuniones en el Pentágono, el emblemático edificio militar estadounidense, que encabezó el viceministro, Ángel Tello, ya empezaron a ser anunciadas.

La más importante es que las Fuerzas Armadas de Estados Unidos tendrá su propia Base Militar en Ushuaia, un lugar estratégico para el país norteamericano, que estuvo frío por la tirante relación durante los 12 años kirchneristas, pero que su locación frente a la Antártida donde tienen también su propia locación de investigación, estar a 55 kilómetros de Chile, y en la unión de los dos océanos, era un objetivo militar importante para su Nación.

PENTÁGONO. El simbólico y poderoso edificio militar de Washington.

PENTÁGONO. El simbólico y poderoso edificio militar de Washington.

“Reequipamiento y promoción de intereses compartidos en el campo de la defensa, y una apertura a grandes posibilidades de trabajo conjunto”, aseguró Tello. El acuerdo de cooperación contempla la edificación de una base militar logística en Ushuaia para la operación de buques y aviones destinados a “estudios científicos” en el denominado Polo Logístico Antártico.

El arreglo político, contempla también otra Base Militar en la Triple Frontera dentro del territorio Argentino, en el límite con Brasil y Paraguay.

 

Comentarios