Policía detuvo a una camioneta sospechosa que circulaba en el sur de la ciudad y hallaron gran cantidad de carne que carecía de los sellos de inspección veterinaria.


2207 carne

El Municipio de Río Grande, a través de la Dirección de Bromatología e Higiene dependiente de la Secretaría de Participación y Gestión Ciudadana, decomisó unos 300 kilos de carne faenada en forma clandestina, en un todo de acuerdo con lo que marcan las normas nacionales, provinciales y municipales.

El director de Bromatología e Higiene, ingeniero Víctor Canalis, informó que “el miércoles cerca de las 22.30 horas recibimos a través del canal de Defensa Civil una información proveniente del Destacamento policial de José Menéndez sobre la existencia de un vehículo con una carga de alimento cárnico, a partir de ese momento se armó el equipo correspondiente de la guardia bromatológica y nos dirigimos al lugar”, dijo el funcionario.

En este sentido, Canalis relató que “efectivamente se constató la existencia de una camioneta en tránsito hacia Río Grande desde el sur, conteniendo un volumen importante, cerca de trescientos kilos de carne fresca, embalada en bolsas de nylon en la caja del vehículo. El personal policial que había hecho la detención y dio aviso ya había recaudado la información sobre ese producto, aparentemente no era generado por un ilícito, o sea de robo”, aclaró.

El Director de la repartición municipal remarcó que se constató que “sí la mercadería ha provenido de un establecimiento que no está registrado como productor, que no tiene registro de marca ni señal, no tenía ningún tipo de indicio de provenir de un establecimiento faenador habilitado, con lo cual ningún sello de inspección veterinaria verificaba esta situación, se determinó que provenía de faena clandestina, y junto a este hecho que es un impedimento en toda la normativa de policía sanitaria y código  alimentario, y junto además al hecho de que se transportaba en un vehículo no habilitado y que no generaba garantías para el resguardo de la mercadería, se procedió al decomiso”.

Prohibición de faena clandestina

El ingeniero Víctor Canalis observó “en principio el alimento más allá de no contar con una evidencia objetiva, el sólo hecho de provenir de una faena clandestina determina, y así lo marca toda la normativa nacional y provincial, debe ser decomisado porque no hay ningún tipo de garantía sobre la inocuidad y la condición sanitaria del producto en sí, es decir, nunca sufrió una inspección veterinaria en un establecimiento faenador habilitado, no hay garantía de que no tenga desde una parasitosis hasta una contaminación  que lleve peligro de enfermedad para el consumo humano, y al no estar esa garantía directamente se procede al decomiso de la mercadería justamente para evitar problemas ulteriores con el consumo y posibles enfermedades en las personas”.

Recordó que “el establecimiento donde se produjo esto no es competencia nuestra, eso será competencia de las fuerzas de seguridad y evaluarán ellos lo que sucederá. Nosotros agradecemos muchísimo la participación de las fuerzas policiales de la provincia, que ha generado estos controles, que nos da aviso y nos da participación para después nosotros hacer lo correspondiente una vez determinado el estado de la mercadería, y la deposición final de este producto una vez desnaturalizado en el relleno sanitario de la ciudad”.

Asimismo, dijo que “cualquier consumidor tiene la posibilidad de verificar esto a través de que en la carnicería tiene todo el derecho de exigir al comerciante verificar que el producto tenga sellos de inspección veterinaria y eso determina además que proviene de un establecimiento faenador habilitado, con todos los controles sanitarios que implica, y así tener un resguardo para que ese alimento cárnico que lleva hacia su  mesa cuente con todas las garantías y proteger a las familias”.

Para finalizar, aseguró que desde el área municipal, “se vienen intensificando este tipo de controles por parte de la Policía provincial, lo van a seguir haciendo en horarios poco comunes, este decomiso tuvo lugar cerca de las 22:30, así que por un lado agradecer este trabajo conjunto con la fuerza policial provincial y agradecer la intensificación de este tipo de controles que llevan seguridad alimentaria a la población”.

Comentarios