Según el Ejecutivo Provincial, el estudio ambiental poseía varias infracciones, como la construcción de un muro en el río Grande con escombros y residuos.


La multa se debe a la construcción de un terraplén precario sin habilitación y estudio ambiental previo, sobre el curso del río a la altura de la planta potabilizadora “El Tropezón”.

Durante el año 2016, la Secretaría de Ambiente, Desarrollo Sostenible y Cambio Climático (SADSyCC) instruyó un sumario administrativo a la Municipalidad de Río Grande por presunta infracción a la Ley 55, por la construcción de un terraplén precario sin ningún tipo de habilitación y estudio ambiental previo, sobre el curso del río a la altura de la planta potabilizadora “El Tropezón”, próxima a la ciudad de Río Grande.

Según establece la Ley 55, el Municipio de Río Grande deberá realizar el saneamiento del sitio afectado.

Según el Ejecutivo Provincial, el dique fue levantado con escombros, tierra, trozos de hormigón, maderas, hierros, chapas, cubiertas viejas y residuos sólidos urbanos, generando alteraciones en las márgenes del río y una presunta contaminación por la presencia de residuos sin identificar entre los materiales utilizados para rellenar.

Según Provincia, el dique fue construído con escombros, tierra, trozos de hormigón, maderas, hierros, chapas, cubiertas viejas y residuos sólidos urbanos.

La Autoridad de Aplicación se expidió sancionando a dicho Municipio con la máxima multa y exigiendo el saneamiento del sitio afectado, tal como lo indica la Ley 55 de Medio Ambiente.

Los trabajos de restauración del ambiente afectado (río Grande), deberán ser ejecutados y financiados por la Dirección de Obras y Servicios Sanitarios de la Municipalidad de Río Grande y fiscalizados y auditados por personal especializado de la Dirección General de Recursos Hídricos de la Secretaria de Ambiente provincial.

Comentarios