Lo dictaminó el Juez Eduardo López de Río Grande. El hombre de identidad reservada sólo deberá cumplir normas de conducta sino puede ser detenido.


LAVADERO. La policía durante el operativo en el lugar del tiroteo.

LAVADERO DE AUTOS. La policía de Río Grande durante el operativo en el lugar del tiroteo. 

El Juez de Instrucción N° 1 del Distrito Judicial Norte, Doctor Eduardo López, dictó este jueves la falta de mérito al sujeto identificado con las iniciales P.A.,A.V., involucrado en un hecho en el que resultó herido con un arma de fuego Matías Emanuel Barraza en inmediaciones de un lavadero de autos de la ciudad de Río Grande el pasado 18 de mayo.

 De este modo P.A.,A.V. quedó en libertad con la imposición de cumplir normas de conducta bajo apercibimiento de proceder a su detención en caso de incumplimiento.

 Se aclaró que la falta de mérito es una instancia intermedia entre el procesamiento y el sobreseimiento, la cual se aplica en los casos en los que existen prueban que podrían presumir la autoría del hecho y otras en las que plantearían dudas al respecto.

 El Tribunal consideró que existen otros elementos para investigar fundados en más testimoniales y otros medios, por lo tanto la instancia probatoria no se encuentra agotada, dando así continuidad a la investigación.

 El proceso se inició luego de que Matías Emanuel Barraza fuera baleado durante una discusión que se originó en un marco complejo de situación, entre dos grupos de jóvenes en inmediaciones de un lavadero de autos de la ciudad de Río Grande. Por la herida recibida con arma de fuego Barraza fue hospitalizado.

 Tras la investigación policial y el aporte realizado por testigos, se logró confeccionar un identikit coincidente con características específicas del rostro del individuo que había resultado imputado.

 En virtud de la evolución favorable presentada por la víctima, en la jornada de ayer miércoles, el Juez de Instrucción Doctor Eduardo López, junto al Secretario Guido Greco, se trasladaron al Hospital Regional Río Grande y lograron tomarle declaración testimonial a la víctima a mano alzada, resultando fundamental lo relatado para decidir la situación procesal del sujeto imputado.  

Comentarios