El intendente de Río Grande se refirió a la denuncia por un evento en que encontraron grandes cantidades de alcohol y más de 150 menores. "Se está lucrando con menores y no corresponde", dijo Melella.


2906 melella

RIGUROSO. Gustavo Melella responsabilizó a los padres de los menores.

El intendente de Río Grande, Gustavo Melella, se refirió a la proliferación de fiestas clandestinas donde se vende alcohol a menores de edad. “Hay que proteger a los chicos, los padres tienen que estar muy atentos” dijo y aseguró que durante el desalojo de una fiesta el sábado pasado “muchos padres no sabían dónde estaban sus hijos”.

El fin de semana, a partir de una denuncia realizada por el padre de una menor, inspectores del municipio desalojaron una fiesta clandestina en la calle Santa Cruz del Barrio Mutual, de la cual participaban más de 150 jóvenes menores de edad y donde se constató un alto consumo de alcohol.

“Tenemos que estar más atentos porque se pone en riesgo a los chicos y esto es lo que la Municipalidad quiere evitar”, señaló el jefe comunal y adelantó que “para esto hoy vamos a mantener una reunión con distintas áreas del municipio, vamos a convocar a la jueza de Minoridad y Familia en los próximos días”.

Melella sostuvo además que “vamos a caerles duramente con toda la sanción económica que se pueda a los dueños de esos lugares y estar atentos” entendiendo que el dueño del lugar que a veces presta el espacio “se está metiendo en una ilegalidad y pone en riesgo la vida de menores”.

Respecto a la posible falta de espacios recreativos, indicó que “es un debate que nosotros damos, pero en este caso se trata de menores de 14 a 15 años; actividades hay pero que no incluyen alcohol, y no se trata de ser careta, se trata de que son menores y no se puede poner en riesgo sus vidas. Hay otras alternativas muchas veces pero los chicos no se ven atraídos por esto”.

El intendente apuntó a la responsabilidad de los padres al manifestar que “tienen que tener los ojos sobre los hijos porque hay todo un sistema donde los chicos saben dónde venden las entradas en determinados horarios”. Y aseguró que el sábado pasado “muchos padres ni sabían dónde estaban sus hijos y se enteran cuando cae el municipio al lugar, a partir de ahí se empiezan a enterar de la realidad”. De hecho contó que habló personalmente con tres padres que “me contaron que pensaban que sus hijos estaban en otros lugares”.

“Es una situación de muchísimo riesgo y eso es lo que los padres tienen que entender y los chicos también, esto no se está viendo, por eso hay que ir contra esta metodología y es lo que vamos a hacer”, añadió.

Asimismo sostuvo que “la propuesta de la matiné que llevó el municipio se dejó de lado porque uno de los argumentos de los chicos era que era aburrido porque no se toma alcohol, por eso estamos pensando otras estrategias con el área de deportes que vamos a hacer, pero estas cosas hay que evitarlas porque donde está el alcohol está la droga, y hay una legislación que hay que cumplir y daños que se les provoca”.

Fuente: ActualidadTDF.

Comentarios