Alika tiene 15 años y es la hija de una mujer que fue víctima de trata en Tierra del Fuego. Por su discurso en Ushuaia, fue convocada por el INADI a participar en un encuentro juvenil en el Congreso.


Alika tiene 15 años y fue una de las oradoras en la marcha del #NiUnaMenos en Ushuaia.

FUERTE. Alika tiene 15 años y fue una de las oradoras en la marcha del #NiUnaMenos en Ushuaia. Foto: Clarín.

Durante la marcha Ni Una Menos en Ushuaia, sorprendieron las palabras de Alika, una adolescente fueguina de 15 años que con mucha madurez dio un discurso muy fuerte ante miles de mujeres convocadas en el centro de la ciudad. “Mi nombre es Alika, hija de Alika Kinan, sobreviviente del delito de trata con fines de explotación sexual. Lo que también me convierte a mí y a mis hermanas en sobrevivientes del mismo delito”, empezó su discurso.

“Desde el inicio de cada una de estas historias de sobrevivientes, las mujeres grandes, al igual que las más pequeñas, fuimos oprimidas y preparadas para soportar, soportar el dolor, soportar la humillación, y se nos preparó para que siendo mujeres, pobres mujeres, estar listas para (como dicen algunas mujeres, ejercer la prostitución). Yo hoy tengo 15 años, ¿Cuál sería mi futuro como mujer pobre, con madre prostituida? ¿Sería el mismo futuro al que estuvo destinada mi mamá, al cual yo también sufrí al ver su sufrimiento?”, se pregunta Alika.

Según publica el diario Clarin, el Inadi la invitó al Parlamento Federal Juvenil, un encuentro que reunirá en el Congreso de la Nación a estudiantes de todo el país para intercambiar ideas, dialogar y discutir con otras y otros jóvenes sobre el desarrollo de leyes inclusivas para prevenir la discriminación y construir una sociedad más igualitaria.

Su madre se llama igual: Alika Kinan y fue una esclava sexual por 20 años. Desde que fue rescatada de un cabaret en un allanamiento, se convirtió en una militante por los derechos de las mujeres. Creó Sapa Kippa, un instituto de género y ayuda a víctimas de trata. Es abolicionista (está en contra de la idea de que la prostitución sea un trabajo) y se convirtió en la primera víctima de trata en plantarse como querellante ante el Estado. Este año será el juicio en el que no sólo va contra sus tratantes sino contra el Estado por no protegerla y no cumplir con la Ley 26.364 de Prevención, Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas.

El Senado de la Nacion le otorgó a Alika Kinan una mención como personalidad destacada por su trabajo en defensa de los derechos humanos de la mujerFoto Emiliana Miguelez buenos aires Alika Kinan senado nacional distincion personalidad destacada por su trabajo en defensa derechos humanos de la mujer

LUCHADORA. Alika Kinan, la mamá de Alika, al recibir una mención en el Senado. Foto: Clarín.

La oratoria de la adolescente y las palabras profundas y reflexivas llamaron la atención de toda la marcha que la escuchaba atentamente.  “Yo no quiero la prostitución en mi vida, yo no quiero ser prostituta, no quiero que me prostituyan. Yo no quiero utilizar mi sexo para poder sobrevivir. Ni yo ni ninguna niña, ninguna niña como yo. Ninguna niña debería vivir con el miedo a ser prostituida, a ser violada, a ser golpeada, a ser humillada… Antes que mi propio dolor, no quisiera que un día me encuentren en una bolsa…. Gracias mamá por dejarme soñar, por dejarnos soñar… a mí y a mis hermanas y a un montos de niñas más en un futuro sin dolor, sin humillación, sin muerte. Yo sueño, yo sueño con estudiar, sueño con jugar a hockey con mis amigas, sueño hacer un curso de cocina, sueño con un día tener muchas amigas que sueñen como yo, como un día mi mama con todas las mujeres del mundo soñaron construir un mundo mejor”.

 

Comentarios