Tras presentarse en Diputados para defender el tarifazo, personal judicial allanó el edificio ante la denuncia por sobreprecios en la compra de gas al país trasandino. El doble rol de ministro-empresario.


 

1908 aranguren shell

DENUNCIA. Doñate y Tailhade dicen que Aranguren «puso en situación de privilegio a la empresa Shell».

Semana difícil para el Ministro de Energía, Juan José Aranguren. Una más, en realidad, para el ministro más polémico del Gobierno de «Cambiemos». Tras la maratónica sesión en Diputados donde se presentó para defender el tarifazo, y en la que se jactó que a él lo pone o lo saca el presidente, el titular de Energía recibió un nuevo revés: ayer se presentaron funcionarios judiciales y la policía en las puertas del edificio del ministerio para realizar un allanamiento en busca de documentación en la causa por sobreprecios en la compra de gas a Chile y que lo tiene a Aranguren como imputado.

La causa iniciada por una denuncia presentada por los diputados del Frente para la Victoria (FpV) Martín Doñate y Rodolfo Tailhade, está radicada en el juzgado federal a cargo de Luis Rodríguez con intervención del fiscal Stornelli.

Los diputados del FpV habían acusado al ministro de haberse favorecido con el incremento de las tarifas de gas «al cumplir un doble rol como funcionario público y accionista de Shell».

Doñate y Tailhade habían sostenido que «el aumento del valor del gas pagado a los productores en la República Argentina» impactaría positivamente en el patrimonio del ministro porque «es titular de más de 13 millones de pesos en acciones de la empresa» Shell S.A.

1908 aranguren allanamiento

ALLANAMIENTO. Funcionarios judiciales arribaron con la compañía de personal policial al Ministerio de Energía.

El segundo hecho de la denuncia tenía que ver con la «la decisión estratégica» del Ministerio de Energía «de importar gas por el puerto de Chile en lugar de las vías que ya estaban en uso, el gasoducto con Bolivia por ejemplo», decisión que «puso en situación de privilegio a la empresa Shell, que es dueña de BG (British Gas, adquirida el año pasado), la mayor proveedora de gas del vecino país trasandino», y en la que Aranguren no se desprendió de las acciones que tiene como ex CEO.

En esa causa, el fiscal también imputó al subsecretario de Refinación y Comercialización de la Secretaría de Recursos Hidrocarburíferos, Pablo Popik, y al secretario de Recursos Hidrocarburífero, José Luis Sureda.

 

Comentarios