Tenía un tiro en el pecho con un orificio de salida en la espalda y la médica que la atendió le recetó un analgésico para que no se sienta mal. El hecho en principio no tomó trascendencia pública, por tratarse de una tentativa de suicidio, en la cual una mujer de unos 25 años se dirigió en su vehículo a la zona de la playa, donde se pegó un tiro con un arma calibre 22 en el pecho con orificio de salida en la espalda, tras lo cual increíblemente sobrevivió y volvió a su domicilio.


Tenía un tiro en el pecho y le recetaron un analgésico

Tenía un tiro en el pecho con orificio de salida en la espalda y la médica le recetó un analgésico para que no se sintiera mal.

Con el pasar de las horas, la mujer que había incluso retornado desde la zona del monumento del Cristo en la ciudad de Río Grande a su vivienda manejando, comenzó a sentirse mal, pero no concurrió a un centro de salud, sino que llamó a un servicio médico privado, el cual posee por la obra social OSDE, que dispuso de una visitadora médica.

Por causas que son ahora materia de investigación por parte de la Justicia, la médica que asistió a la mujer herida solo le suministró un inyectable y un analgésico, retirándose luego, aunque la mujer presentaba un orificio de bala en el pecho, con orificio de salida por la espalda.

Internación e investigación

Luego de ello, el malestar obviamente continuaba ante lo cual la joven llamó a su madre, quien la trasladó a un centro médico, donde al llegar, observaron la lesión que presentaba, y una vez ingresada al centro médico privado, desde el mismo se radicó la denuncia respectiva.

Ante dicho suceso, personal policial y del Juzgado de Instrucción Nº 3 que estaba de turno investiga el episodio hasta concluir que no hubo intervención de terceros en la lesión, por lo que no hubo continuidad en la investigación judicial.

Con la joven ya recuperada en el aspecto físico, su familia radicó una denuncia penal contra la prestadora médica, a fin de que la Justicia investigue la posible comisión del delito de “mala praxis” e incluso un eventual “abandono de persona”, en razón de una médica que no detectó una paciente con un disparo en el pecho.

Comentarios