Desde el Gobierno Provincial, la ministra de Gobierno Adriana Chapperon adelantó que el turismo nacional no deberá hacer aislamiento ni se le exigirá un testeo al ingresar a la provincia; a diferencia de las disposiciones del DNU para quien ingrese del exterior, que sí tendrá que estar aislado aún con resultado negativo de la PCR.


Tierra del Fuego no pedirá testeos ni cuarentena para el turismo nacional

No pedirán testeos, ni cuarentena para el turismo nacional en la Provincia.

En Tierra del Fuego, la población debe cumplir la cuarentena en el domicilio particular y habrá controles policiales permanentes, hasta que el testeo del séptimo día vuelva a dar negativo.

A causa de esto, la ministra Chapperon tomó la palabra y manifestó que la salud mental “está muy alterada en la población” y recomendó extremar las medidas de prevención para evitar nuevos aislamientos, dado que “no lo tolera ni la salud mental ni la economía”.

Advirtió que la cepa Delta “va a llegar” a Tierra del Fuego, como ocurrió con otras variantes anteriores, y confía en la responsabilidad de la comunidad porque “sabemos que se hacen reuniones sociales más allá de las prohibiciones”, y un descuido puede volver a desatar un rebrote, como ocurrió en Río Grande para el Día del Amigo.

La ministra de Gobierno, en diálogo con FM La Isla, también dijo que “la provincia en este momento está en una buena situación, no ideal porque seguimos teniendo casos, pero están disminuyendo las internaciones. Ayer vinieron autoridades del Ministerio de Salud de la Nación a trabajar con el equipo de salud de la provincia. Por la mañana participamos de la presentación de la situación sanitaria y la verdad es que casi es privilegiada con respecto a otros lugares del país”, expresó.

Las medidas que se tomaron a nivel nacional fundamentalmente tienen que ver con el turismo extranjero, que ya estaba muy limitado. Por la frontera no hay posibilidad de paso porque Migraciones realmente está muy dura con las medidas y no pasa nadie que venga del exterior. La semana pasada tuvimos que resolver un tema humanitario, de dos personas que venían de Chile y, a pesar de los hisopados no pudimos sortearlo a través de la vía terrestre. Estas personas tuvieron que viajar a Buenos Aires para entrar por Ezeiza, como entran todos los que vienen del exterior”, señaló.

“El Ministerio de Salud de la Nación ha tomado medidas y está comandando esta situación. Todas las personas que ingresan, deben venir con el hisopado hecho en el lugar de origen en las últimas 72 horas. Cuando llegan a Ezeiza se hace un nuevo hisopado y, si es positivo, estas personas quedan alojadas en hoteles y no pueden seguir viaje. Si el hisopado da negativo, pueden ir a su provincia de origen y allí son testeadas nuevamente. Deben hacer un aislamiento y a los siete días tienen que presentar de nuevo el hisopado. En Tierra del Fuego ya se ha decidido que ese hisopado lo va a hacer la provincia y se hace cargo del costo”, informó.

Aclaró que “nosotros no vamos a habilitar hoteles porque las experiencias que tuvimos fueron malas y no nos resultó. Hablamos de esto con las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación, porque fue conflictivo y fueron todas quejas, a pesar del esfuerzo económico y humano que se hizo. Lo que vamos a hacer es ir con la policía a hacer controles para ver si están cumpliendo con el aislamiento de siete días en su domicilio, luego se los va a hisopar, más allá de los dos hisopados que ya traen. Ya van a pasar unos diez días del primer hisopado y ahí se confirma si da negativo”.

Todos estos requisitos deben ser cumplidos por toda persona que arribe del exterior del país. El período de aislamiento de siete días lo ha dispuesto el Ministerio de Salud de la Nación y no es algo que pueda manejar la provincia. Vamos a hacer el seguimiento de los pasajeros que vienen con hisopado negativo de Ezeiza, que son los que pueden seguir viaje a la provincia. La policía va a ir a corroborar si se cumple el aislamiento, como ya lo hemos hecho en otra oportunidad. Aquel que viole el aislamiento va a ser denunciado por violación al DNU y se le va a abrir una causa penal, como ha ocurrido en otro momento”, manifestó.

“Nosotros tenemos mucho turismo extranjero y sabemos que no van a venir de Brasil ni de Chile porque no pueden ingresar, pero los que quieran venir de algún otro país van a tener que hacer este aislamiento por lo menos hasta el 9 de julio, después veremos qué se va a decidir”, expresó.

Turismo nacional sin restricciones

Respecto del turismo nacional, “no va a tener que hacer aislamiento ni test para ingresar a la provincia y esto es lo que se ha decidido. Nosotros seguimos haciendo testeos a nivel provincial y municipal. La provincia también hace testeos de pacientes totalmente asintomáticos y lo seguimos haciendo. Por día se testean entre 60 y 80 personas y siempre tenemos algún asintomático positivo. Son pocos, tres o cuatro, pero es un número importante porque son personas que no saben que tienen el virus y no tienen ningún síntoma. Con esto, de alguna manera se busca parar la transmisión del virus de un lugar a otro”, dijo.

En caso de necesitar asistencia médica algún turista, la ministra señaló que si tienen obra social, “en general la cobertura alcanza a todo el país. Teníamos problemas con los extranjeros y teníamos que pedir un seguro de salud. En el caso de los turistas nacionales, la acreditación muchas veces la pide la propia aerolínea y en ese caso se harían cargo las obras sociales de la situación del paciente”, sostuvo.

“La cepa Delta va a entrar”

La ministra advirtió que, pese a todas las medidas de prevención, la cepa Delta va a llegar al país y a la provincia. “Es esperable que llegue, porque todo lo que ha llegado al país en algún momento entró. La cepa de Manaos estaba totalmente lejos, después llegó a CABA y a la provincia. Hoy todo el país tiene cepa de Manaos circulando. Si bien hoy los casos de cepa Delta detectados se han aislado y están controlados, evidentemente va a entrar y poco se sabe de esta variante”, expresó.

“La gente no tolera más aislamiento”

En la reunión con los funcionarios de Nación se habló “del desarrollo de toda la pandemia, cómo inició Tierra del Fuego como primer provincia en decretar el aislamiento, las situaciones que fuimos pasando en cada momento. Ellos entienden perfectamente como nosotros que Tierra del Fuego hoy tiene casi una situación de privilegio, por la escasa cantidad de casos y el descenso importantísimo en las internaciones. Ni a ellos ni a nosotros escapa que en la medida en que hay más aislamiento, hay menos contagio de casos. Con el aislamiento que decretó el gobierno en el DNU anterior los casos bajaron a menos de los que tenemos hoy. Obviamente el aislamiento es lo ideal, porque en la medida que no circulamos, el virus no circula con nosotros, pero ya la comunidad no puede seguir sosteniendo el aislamiento, ni por su salud mental ni por la economía”, subrayó.

La comunidad necesita salir a trabajar y eso hace que no respete las medidas cuando no son adecuadas al momento epidemiológico que vivimos. Hay más casos en la medida que circulamos, pero también tenemos que pensar que, en la medida que estemos vacunados, hay que empezar a convivir con este virus, que va mutando. La gente que vino de Nación, se quedó trabajando con los equipos locales y entiende que la situación epidemiológica es buena, pero seguimos estando muy atentos, porque esto puede cambiar de un día para otro. Lo vivimos el año pasado con el Día del Amigo, que fue terrible para Río Grande, porque explotó la cantidad de casos por las reuniones sociales”, recordó.

Ahora hemos habilitado reuniones sociales y uno va a aprendiendo de los antecedentes que fuimos teniendo. Hace tiempo sabemos que las reuniones sociales se hacen más allá de la prohibición y el decreto. Hemos explicado infinidad de veces que no podemos actuar con las fuerzas de seguridad dentro de los domicilios. Por supuesto, si hay una denuncia de una fiesta, la policía se aposta en el lugar y espera la salida de la gente, trabajamos con la comisaría de género y familia en caso de que haya menores de edad, para hacer la infracción por la violación al DNU; pero las reuniones sociales se hacen a pesar de todo esto”, reconoció.

Es importante que la gente sepa que tenemos que mantener los cuidados dentro de los domicilios. Si se hace una reunión, hay que mantener el distanciamiento, los lugares aireados, lavarnos las manos, usar el alcohol, que son cuestiones básicas. En la medida que la situación epidemiológica lo permite, también necesitamos liberar, porque tenemos que trabajar con la salud de la población, y la salud mental de la gente está muy alterada. Ayer hablamos mucho sobre la salud mental con las autoridades de Nación”, aseguró.

“Con esta nueva cepa parece que la transmisión cada vez es mayor y tenemos países que han tenido que retroceder por esta situación. Un solo caso puede hacer estragos y es lo que ha pasado en Israel con una familia que llegó, tuvo sus contactos y desató una nueva ola. Ahora tienen que retroceder, y lo mismo pasa en Reino Unido que está de nuevo con un brote”, mencionó como antecedentes a tener en cuenta. “Sabemos que con las medidas de restricción el virus no circula, pero también sabemos que no estamos en condiciones de soportar un nuevo aislamiento”, concluyó.

Comentarios