Federico Hellemeyer, presidente de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE), adelantó que la industria de Tierra del Fuego crecerá entre 13% y 18% durante este año. Estiman que producirían mas de 7 millones de teléfonos celulares.


Las electrónicas fueguinas apuestan a incrementar la producción de celulares

La mayor producción en la industria electrónica será de celulares con 7.250.000 unidades, contra 6.298.446 del año pasado (un crecimiento del 15%).

El presidente de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE), Federico Hellemeyer, estimó que la industria electrónica de Tierra del Fuego crecerá entre un 13% y 18% durante este año en comparación al año pasado.

Apoyados en políticas nacionales y provinciales de estímulo al sector, la mayor producción será de celulares con 7.250.000 unidades, contra 6.298.446 del año pasado, lo que da un crecimiento del 15%.

En todos los casos, la fuente de las proyecciones es la Dirección de Industria y Comercio de Tierra del Fuego. En segundo lugar, en 2021 se fabricarían un total de televisores por 2.250.000 unidades, frente a los 1.957.185 (suba del 14%).

Asimismo, la producción de aires acondicionado sería de 925.000 con un crecimiento del 13%; hornos microondas, 225.000 aparatos contra 190.440 del 2020 (alza del 18%) y autorradios, 125.000 versus 106.041, suba del 17%.

Caída en bimestre del consumo

En lo que se refiere al primer bimestre, el consumo de celulares subió 7%, en tanto que el de televisores cayó 12,2%; y aires, 12,8%, según la consultora GFK también tomada por la entidad presidida por Federico Hellemeyer.

El presidente de AFARTE señaló que “el bimestre es un período muy corto como para sacar conclusiones; puede llegar a haber aspectos puntuales que provoquen desvíos, mínimamente habría que esperar a un trimestre”.

Respecto del mayor consumo de celulares, afirmó que “no es muy significativo, es posible que tenga que ver con la normalización de stocks y la concreción de algún consumo postergado”.

En cuanto a los aires acondicionado, “no tuvo un buen año, el clima no acompañó (no hubo mucho calor) y está golpeado el poder adquisitivo de los consumidores”. Y con respecto a los televisores, “hace unos meses que se viene viendo un mercado más lento”.

No obstante, las proyecciones anuales marcan una clara recuperación contra una base comparativa baja, aunque habrá que esperar si existe un impacto de la segunda ola de coronavirus.

Comentarios