La joven de 28 años, oriunda de Necochea, participaba de una excursión con un guía y otras personas. En momentos que descendían, aparentemente del Glaciar Ojo del Albino, ya no pudo seguir producto de un cuadro de hipotermia. La jueza María Cristina Barrionuevo dispuso que se le tome declaraciones testimoniales a los responsables de la empresa y ordenó se obtengan las grabaciones de las comunicaciones mantenidas con Defensa Civil.


Investigan la muerte de una joven turista

Una joven turista de 28 años falleció el sábado a últimas horas producto de un paro cardiorrespiratorio mientras realizaba una excursión a una zona montañosa cercana a Laguna Esmeralda. Producto del hecho tomó intervención la justicia penal, debido a las circunstancias previas que derivaron en el deceso de la joven.

Ayer la jueza María Cristina Barrionuevo ordenó que se le tome declaración al propietario de la agencia de viaje, al guía y a una tercera persona que participaron del fallido rescate. Además, la magistrada ordenó a la policía que se haga de las grabaciones telefónicas que el operador de la excursión mantuvo con Defensa Civil.

Según datos oficiales, la mujer fallecida fue identificada como Carla Ferreli de 28 años de edad, oriunda de Necochea. Según el parte policial el deceso se constató a la 2:40 de la madrugada del domingo.

“Se puso en conocimiento al Juzgado de Instrucción, quien dispuso que se le reciba testimonio a Patricio Cornejo, dueño de la empresa Ushuaia Blanca, Diego Gonzalo Punta Fernandez y Nicolás Huglich (Guías)”, informó el área de prensa de la Policía Provincial.

Igualmente, lo que se volvería una jornada trágica comenzó pasadas las 18 horas del sábado. Las condiciones climáticas, en las horas previas, habían estado dominadas por intensas lluvias y bajas temperaturas. Aparentemente, un guía y 4 turistas habían realizado una excursión hacia el sector del Glaciar Ojo del Albino.

Las primeras informaciones indican que cuando comenzaron el descenso, la joven comenzó a sentir mucho frío y estaba imposibilitada de continuar por sus propios medios. Igualmente lograron descender hasta la zona alta de Laguna Esmeralda, en un sector conocido como La Piedra.

Fuentes cercanas al operativo indicaron que la joven ya no podía caminar producto de un cuadro de hipotermia. Al parecer 3 personas de la excursión continuaron el descenso hasta la Ruta Nacional N° 3, mientras que la joven quedó con el guía en la zona alta.

Cuando la Comisión de Auxilio fue informada y se predisponía a salir, desde la empresa de Turismo le manifestaron que no fueran, ya que ellos iban a concretar el rescate con un grupo propio. Lo cierto es que las personas que se dirigieron al lugar solamente eran 3, informaron fuentes policiales.

Las horas pasaron y cerca de las 22 horas, desde la empresa habrían solicitado la presencia de la Comisión de Auxilio, pero al arribo de los rescatistas, la joven ya había sufrido un paro cardiorrespiratorio y aparentaba estar sin signos vitales. Igualmente continuaron con las técnicas de reanimación. Durante más de 3 horas le realizaron RCP e incluso le dieron descargas con desfibrilador, pero los resultados fueron infructuosos.

Debido a las circunstancias previas que rodearon al hecho, intervino la Comisaría Tercera de la Policía de la Provincia y se dio aviso a la justicia, por lo que tomó el caso la jueza de instrucción María Cristina Barrionuevo bajo la secretaría penal de la doctora Mercedes Lopez Vega.

La Magistrada ordenó la realización de la autopsia para determinar si la joven efectivamente sufrió un cuadro de hipotermia que derivó en su fallecimiento.

Asimismo, la jueza investigará si hubo algún tipo o no de responsabilidad por parte del guía y/o responsable de la empresa de turismo que vendieron la excursión, con el fin de determinar si hubo algún accionar imprudente o negligente.

Comentarios