El fiscal Fernando Ballester Bidau solicitó que se investigue por qué el cuerpo de un hombre que falleció hace casi un año sigue sin ser cremado y se encuentra en un galpón de la funeraria Ramón Oviedo. Además, solicitó la intervención de Fiscalización Sanitaria de la Provincia para que verifique las instalaciones donde habría depositados entre 40 y 70 fallecidos que aguardan su cremación. La otra casa de sepelios de Ushuaia confirmó que no atraviesan por esa situación.


La fiscalía requirió que se investigue el hecho de la funeraria

La fiscalía requirió que se investigue el caso de cadáveres acopiados en la funeraria Ramón Oviedo.

El Ministerio Público Fiscal del Distrito Judicial Sur, en cabeza del fiscal Fernando Ballester Bidau, requirió que se investigue la situación en la que se encuentra el cuerpo de quien en vida fuera Juan Sena, quien falleció en marzo de 2020 y casi a punto de cumplirse un año de su deceso continúa en un galón de la calle Campos donde la empresa Ramón Oviedo lo mantiene en resguardo sin haber sido cremado.

Su hija Sandra denunció la situación en los últimos días, primero al manifestar su dolor por las redes sociales y luego en los medios ya que no obtenía respuesta. También realizó una denuncia penal que terminó con un sumario judicial.

A partir de ahí fueron decenas y decenas de familiares que manifestaron una situación similar y que cuestionaron en las redes sociales que la empresa Ramón Oviedo tiene los cuerpos de sus seres queridos en un galpón. Algunos hablan de entre 40 y 70 personas fallecidas que se encuentran acumuladas en un galón sin que hayan tenido aún la cremación.

A partir de la denuncia de Sena el fiscal Fernandeo Ballester Bidau formalizó los dichos de la damnificada en un requerimiento de instrucción para investigar lo que está sucediendo. Si bien es difícil encuadrar el hecho en una figura delictiva establecida en el Código Penal, Ballester Bidau sostuvo que se podría estar, prima facie, frente al presunto delito de estafa.

Para el Ministerio Público esto podría darse, debido a que la familia de Sena ya había pagado el servicio de antemano y pese a que el hombre falleció el 16 de marzo de 2020, a 18 días de cumplirse un año, el cuerpo no fue cremado como estaba establecido en el contrato.

Además y ante las manifestaciones publicas de familiares que hablan de la acumulación de cuerpos, Ballester Bidau solicitó la intervención de Fiscalización Sanitaria de la Provincia, con el objeto que intervenga y verifique el galpón donde se encuentran los cuerpos, y determine si está habilitado como morgue y guarda las condiciones técnicas de preservación.

La otra funeraria confirmó que no tiene estos inconvenientes

Por otra parte, desde la otra casa de sepelios de la ciudad, Manantial, se confirmó que ellos no poseen acumulación de cuerpos ya que los mismos son derivados a la brevedad al crematorio de la ciudad de Río Grande.

Al respecto Mariela Manfredotti, de Manantial, sostuvo que “al día de la fecha nosotros no tenemos ninguna acumulación de cuerpos” y manifestó que “nosotros estamos realizando las cremaciones en Río Grande”. “Nosotros no tenemos ninguna deuda con la cooperativa eléctrica, para que se hagan las cremaciones ya sea que hayan fallecido por COVID o por no COVID”.

“Nosotros transferimos la plata 48 horas antes para que se haga la cremación y todos los cuerpos que se han cremado las cenizas han sido entregadas a las familias”, sostuvo Manfredotti, y reiteró que “nosotros no tenemos ninguna acumulación de cuerpos en ninguna parte”.

Comentarios