El Fiscal Acusador del Consejo de la Magistratura, José Rodas Fernández, presentará mañana ante el resto de los consejeros su dictamen aconsejan la continuidad o desistimiento del jury de enjuiciamiento contra el juez de instrucción 2 del Distrito Judicial Norte, Raúl Nadim Sahade, quien está imputado en una causa penal por el delito de “Cohecho”.


Se define el jury contra el Juez Sahade

Mañana martes 23 de febrero se definirá el jury de enjuiciamiento contra el Juez Sahade, en la causa de imputación por cohecho.

Mañana martes 23 de febrero, el Consejo de la Magistratura estableció una nueva reunión en la que el Fiscal Acusador, el abogado representante de Río Grande, José Rodas Fernández debe dar a conocer su dictamen sobre el pedido de jury de enjuiciamiento contra el juez de instrucción 2 del Distrito Judicial Norte, Raúl Nadim Sahade, quien está imputado en una causa penal por el delito de “Cohecho”.

Si bien oficialmente el organismo había establecido una reunión para el pasado 10 de febrero para conocer el dictamen que establece la ley 525, por una equivocación de quienes computaron el plazo de prórroga que solicitó el abogado para dar a conocer su decisión, esa fecha quedó sin efecto, ya que los seis días hábiles que establece el Código vencieron el viernes, 19 de febrero.

En principio los miembros del Consejo habían acordado sesionar ese mismo viernes, pero por cuestiones de agenda de varios de sus integrantes, la misma se decidió aplazar para el martes.

Por dicha razón este martes se conocerá si el Fiscal Acusador promueve o desestima el proceso de enjuiciamiento contra el Juez, quien sigue en su cargo, resolviendo causas, firmando sentencias y realizando audiencias, sin que el órgano de selección y remoción de jueces se expida al respecto.

Imputado por Cohecho

En la causa penal donde se lo investiga por el supuesto cobro de dinero para dictar fallos, y por pasarle modelos de escritos judiciales a una abogada para que los presentara en causas en trámite ante su propio juzgado, según se desprende de una pericia telefónica.

Las sospechas sobre el accionar del juez surgieron a partir de una causa donde se investiga a la abogada María Angélica Naveas Lagos por el presunto cobro indebido de honorarios a un cliente suyo, condenado por “homicidio culposo” a raíz de su participación en un incidente de tránsito.

En esa causa intervino el juez Daniel Cesari Hernández, quien ordenó allanar la vivienda de Naveas Lagos y el secuestro de su teléfono celular. Así resolvió que se haga una pericia sobre ese teléfono secuestrado, y de allí surgió que la abogada no solo mantenía contacto con su cliente, sino que además intercambiaba mensajes de contenido polémico con el juez Sahade.

Cuando el caso llegó a la Cámara, por un recurso de la defensa de Naveas Lagos, los jueces Federico Vilella, Jorge Luis Jofré y Julián De Martino, coincidieron en que el tribunal “no puede desentenderse del contenido del informe pericial”. Por eso remitieron copia de las actuaciones al Superior Tribunal de Justicia (que luego lo envió al Consejo de la Magistratura).

Cabe puntualizar que en la investigación penal, el juez Cesari Hernández, allanó el juzgado de Raúl Nadim Sahade y secuestró elementos de interés en la causa. Tras esta medida de prueba, se procedió a notificarlo de Derechos y Garantías, quedando imputado en la causa penal por el delito de Cohecho.

Comentarios