La decisión adoptada ayer tendrá vigencia hasta tanto la Legislatura sancione una ley que declare a Península Mitre como Área Natural Protegida. El decreto 1710/20 crea además una comisión técnica consultiva y de gestión del área, y designa al Ministerio de Producción y Ambiente como autoridad de aplicación de la norma. El control de acceso es la primera medida de preservación adoptada.


el Gobernador GUstavo Melella declaró área de interés natural a Península Mitre

Ante la mora legislativa en sancionar una ley que establezca un régimen de protección específico y hasta tanto ello ocurra, el Ejecutivo bajo el principio precautorio previsto en la constitución, que le confiere al Estado Provincial el deber de proteger el medio ambiente y preservar los recursos naturales, ordenar su uso y aprovechamiento, resguardar el equilibrio de los ecosistemas, proteger el agua, el suelo, la flora y la fauna autóctona, resolvió por decreto “declarar de Interés ambiental, natural y cultural de la provincia al sector terrestre y marino denominado Península Mitre”, que a grandes rasgos abarca “la porción terrestre del extremo oriental del sector argentino de la Isla Grande de Tierra del Fuego, el área marina adyacente y las áreas marinas que rodean la Isla de los Estados, Isla de Año Nuevo e Islotes Adyacentes”.

En el considerando del decreto se hace un repaso de toda la normativa de protección del medioambiente que rige en la Provincia y de las obligaciones que de ellas emanan en materia de su preservación, y destaca las particulares características que Península Mitre presenta producto “de los ecosistemas allí existentes” que “permiten la presencia y conservación de una importante biodiversidad específica”. Refiere también al “valor especial” que posee la zona “como patrimonio histórico de nuestra provincia, por haber sido el escenario sobre el cual se desarrollaron los pueblos y culturas originarias…”.

El gobernador Melella resolvió poner en cabeza del Ministerio de Producción y Ambiente la responsabilidad de actuar como autoridad de aplicación de la norma, confiriéndole además facultades para reglamentar los alcances del decreto en cuestión. Además creó una comisión técnica consultiva y de gestión del área de interés ambiental, natural y cultural, que analizará y propondrá condiciones y medidas de manejo y administración del área. La mencionada comisión será presidida por el titular de la Secretaría de Ambiente o por el Director General de alguna de las áreas competentes, e integrada por un representante de las Direcciones Biodiversidad; de Ambiente; de Ordenamiento Territorial, de Recursos Hídricos y de Instrumentos Nomativos, más un representante de las Secretarías de Desarrollo Productivo; de Pesca y Acuicultura y por uno del InFueTur.

La funcionaria responsable de hacer cumplir el decreto 1710, Sonia Castiglione, precisó que la determinación adoptada sobre Península Mitre “viene a reivindicar la mirada y el trabajo de mucha gente entendida en el tema, que durante mucho tiempo viene pidiendo una respuesta sobre el territorio de Península Mitre”, y que la norma “involucra la necesidad de ordenar y armonizar las actividades a desarrollar en ese espacio, a fin de cumplir con los objetivos planteados, promoviendo la conservación de las especies animales y vegetales, los paisajes únicos en el planeta, uno de los reservorios más importantes de agua de la provincia y un sumidero de carbono de altísimo valor”.

Por su parte, la Secretaria de Ambiente, Eugenia Álvarez informó que una de las primeras medidas que tomará esta nueva gobernanza será la de controlar el acceso a la península, mediante la solicitud de un formulario que deberán completar los interesados en ingresar al territorio, y que comenzará a regir a partir de este fin de semana.

“Se trata de un formulario de Declaración Jurada, sencillo pero que nos permite medir que tipo de actividades se realizan en el área y por supuesto comenzar con nuestra tarea de protección y conservación” afirmó Álvarez.

Comentarios