La presidente de la Cámara de Comercio de Ushuaia Claudia Fernández aseguró que, pese a una mayor apertura y flexibilización, los locales comerciales no logran atravesar el techo del 30% de ventas. “La gente está siendo muy cauta en los gastos”, dijo Claudia Fernández.


Los comercios en Ushuaia esperan la apertura a los turistas

Debido a la caída en la actividad comercial por la cuarentena, los comercios en Ushuaia esperan la apertura a los turistas.

Estiman que el 30% de los comercios habilitados cerró sus puertas, y esto implica más de 300 locales, si bien algunos devolvieron alquileres y trabajan desde su casa para abaratar costos. Hay expectativas en la apertura del turismo nacional, para lo cual planteó como imprescindible la unificación de protocolos. Se está avanzando en esto con el Ministerio de Turismo de Nación dado que, de lo contrario, sería imposible movilizarse por tierra tanto de ida como de vuelta. Previendo que este fin de año no migrará el 60% de la población como lo hacía habitualmente, desde el municipio se trabaja en propuestas para incentivar recorridas, caminatas y excursiones a lugares que habitualmente el fueguino no visita.

“La mayor producción en Ushuaia es la parte turística y todavía estamos cerrados al turismo. Tenemos una superpoblación de comercios y restaurantes y no hemos logrado romper el techo del 30% de las ventas. La gente está siendo muy cauta en sus gastos y las pocas ventas que hay están con el Ahora 6, el Ahora 12, pero muy restringidas”, detalló.

“Generalmente teníamos una población estable, más una población turística que era permanente. Esta población no está, así que las ventas no logran superarse, porque tenemos la población de habitantes normales”, explicó.

Los más complicados al margen del turismo son “la hotelería, los restaurantes que están cerrados todavía. Hay algunos abiertos pero varios no abrieron sus puertas. Luego sigue indumentaria y marroquinería, zapaterías, perfumería. La ferretería y venta de muebles tuvieron un pequeño veranito, porque durante dos o tres meses superaron el 30%, pero ahora están en ese promedio. Son los que mejor han trabajado. El sector de materiales de construcción es el que ha estado trabajando mejor”, apuntó.

Respecto de la cantidad de locales que tuvieron que cerrar, estiman que son “un 30% del total que tenemos habilitados, que son 1.112”, lo que equivale a 333 locales comerciales. “No lo tenemos bien cuantificado porque muchos no han dado la baja definitiva, sino que han devuelto los alquileres y están trabajando en sus hogares para bajar costos. Otros se han reinventado, y están probando a puertas cerradas. Son muy pocos los negocios que se han abierto, todos relacionados con comidas, take-away, hamburgueserías, lomotecas, pero son muy pocos y no se pueden registrar porque tenemos cerradas al público las oficinas de Comercio como para buscar estadísticas”.

Comentarios