Una persona radicó una denuncia penal en la Fiscalía, porque a su papá le robaron el celular en el Hospital Regional luego de que muriera de COVID-19. El hombre denunció públicamente y por canales oficiales que su padre recientemente fallecido fue también víctima de un vergonzoso robo en el Hospital Regional Río Grande.


El hombre notó que le habían robado el celular en el hospital

Denunció que su padre murió de Coronavirus en el Hospital y cuando le entregaron las cosas, notó que le habian robado el celular.

La presentación fue realizada por Gustavo Ariel Sotomayor, quien presentó la pertinente acusación en Fiscalía, remontándose al pasado 24 de octubre, cuando su papá murió luego de permanecer en Unidad de Terapia Intensiva por 4 días.

“Mi viejo falleció un sábado 24 y a mí me llamaron desde el hospital el domingo 25 para que vaya a buscar las pertenencias”, recordó, y agregó: “Fui a buscarlas, me dieron las pertenencias de mi papá en una bolsa y me la llevé a casa. La abrí recién a los dos días y me encontré con que faltaba el celular y también faltaba un aparato de respiración que pertenecía a mi viejo”.

“Inmediatamente llamé al número de aislamiento, que es donde estuvo internado, en la parte de Terapia Intensiva, y me contestaron que el celular estaba ahí, que lo pasara a buscar cuando pueda. Eso fue en la mañana pero yo fui a la tarde a buscarlo y me dijeron el aparato de respiración de mi viejo pero el celular no estaba. Me dijeron que no lo encontraban. También me explicaron que habían cambiado la guardia y así me tuvieron a las vueltas unos días y, hasta el día de hoy, el celular sigue perdido”, se lamentó. Gustavo le confió a la prensa que el celular que utilizaba su papá “no es un celular de alta gama ni nada parecido pero a nosotros nos interesa el contenido de ese aparato”.

“Esto que me pasó a mí es algo que sucede de manera sistemática porque luego de que publiqué en Facebook lo que nos había pasado, comenzaron a contactarse conmigo, personas a las que les había pasado lo mismo”, indicó.

“La gente tiene que tener un poquito de ética. Yo sé que no son todos, por el contrario, seguramente debe ser uno o dos ‘manoslargas’ que deben trabajar en el hospital”.

En tanto, y a pesar de la situación por la que se encuentra atravesando, Sotomayor reconoció el excelente trabajo y la labor que lleva adelante la gran mayoría de quienes trabajan en ese sector del hospital “pero por culpa de uno o dos, lamentablemente la gente debe soportar estas cosas”.

“Es una lástima que sucedan estas cosas, más aún pensando en cada una de las familias que deben sufrir estos momento y la pérdida de un ser querido, encima que se enteren que sus familiares fallecidos fueron víctimas de robo. Estas cosas dan mucha bronca e impotencia”.

Comentarios