Después de recibir el polémico aumento salarial del 110 por ciento al momento de asumir y a los pocos meses tener que aplicar un nuevo aumento salarial solo a la planta política desde el Gobierno Provincial, el gobernador Melella -por medio del Decreto 1322/20- decidió extender por un mes el congelamiento de su salario y el de la totalidad de la planta política, como gesto de ahorro público. Aunque criticó a las administraciones municipales por los aumentos salariales durante la pandemia, ya que el sueldo del gobernador y la planta política está atado a los aumentos que otorgan los intendentes de Ushuaia y Río Grande.


Melella decidió extender por un mes el congelamiento de su salario y el de la planta política

Con la firma del Decreto 1322 Melella resolvió extender por un mes más el congelamiento de sus haberes, el de todo el personal de su gabinete y de toda la planta política. La nueva herramienta legal extiende por un mes a su par 638/2020, dictado en mayo pasado, donde se dispuso “suspender, por el término de 6 meses, el traslado automático de los aumentos dispuestos por las administraciones municipales de Ushuaia y Río Grande, conforme lo establece la ley provincial 855, a las remuneraciones de los funcionarios y personal de gabinete de las estructuras políticas del Poder Ejecutivo incluidos el Gobernador, la Vicegobernadora, los Ministros, Secretarios de Estado y las autoridades superiores con jerarquía equivalente a las mencionadas, dependientes del Poder Ejecutivo Provincial”.

Los efectos del Decreto 638/2020 culminan en noviembre, por lo tanto, con la nueva disposición, el mismo regirá hasta diciembre. Los fundamentos señalan que “la medida adoptada garantiza la vigencia del derecho a la igualdad, por cuanto consagra un trato legal igualitario a todos los funcionarios y al personal de gabinete quienes soportan el impacto de la decisión sin distinción ni trato discriminatorio”.

En otro tramo de los fundamentos del nuevo Decreto, publicado el lunes en el Boletín Oficial, indica que “cuando los ingresos son insuficientes para afrontar el pago de los gastos autorizados en el Presupuesto aprobado por la Legislatura Provincial, que se encuentra reconducido por el Decreto Provincial 19/2020, el Poder Ejecutivo Provincial está obligado a realizar las economías que sean necesarias para cumplir con las funciones públicas más vitales de acuerdo con lo que la coyuntura exija”.

Crítica a Intendentes

En los fundamentos del nuevo Decreto, el Gobernador desliza una crítica a los Intendentes, al señalar que “la culminación de los efectos de la medida adoptada a través del Decreto Provincial 638/2020, y la falta de una medida solidaria de similar tenor en el ámbito de las administraciones municipales, a cuya suerte se encuentra atada, por disposición legal, el sueldo de los funcionarios del Gobierno Provincial, hacen oportuno prorrogar por el plazo de un mes los aumentos dispuestos…”.

Agrega en los fundamentos que “resulta de toda razonabilidad distribuir el peso del mayor esfuerzo sobre aquellos sectores que por su nivel de ingresos y vocación de servicio con el bien público, se encuentran en mejores condiciones de contribuir a generar los ahorros que el Estado precisa para aumentar los recursos destinados a la asistencia de los grupos bajo condición de mayor vulnerabilidad”.

El aumento suspendido

Por ley provincial 855 (sancionada en 2011, cuando gobernaba Fabiana Ríos), se establece que “la remuneración mensual, habitual y permanente del Gobernador de la Provincia será equivalente al promedio de la remuneración mensual, habitual y permanente que perciban los intendentes de los municipios de la Provincia, a la que se le adicionará un cinco por ciento (5%)”.

En abril de este año, se verificó un incremento en las remuneraciones de los intendentes de Río Grande y Ushuaia que conlleva necesariamente el aumento automático de los haberes percibidos por los funcionarios y personal de gabinete del Gobierno Provincial. Por ello, apenas iniciado mayo, Gustavo Melella firmó el Decreto 638/2020, cuyos efectos ahora se extienden hasta el último mes del año.

Aunque la suspensión de la medida no implica que el aumento salarial sea cobrado por los funcionarios con retroactividad desde diciembre en caso que no se prolongue el Decreto.

Comentarios