Entre mayo y julio se realizaron casi 1300 testeos rápidos a trabajadores esenciales de distintas áreas del Ejecutivo capitalino. La labor permitió determinar la circulación y el comportamiento del virus en la ciudad. “Las políticas públicas basadas en la evidencia y no en suposiciones o hipótesis permiten tomar mejores decisiones en beneficio de la comunidad”, afirmó la epidemióloga Adriana Basombrío.


El Municipio presentó su estudio epidemiológico

El subsecretario de Políticas Sanitarias, Lucas Corradi, junto a la infectóloga y epidemióloga Adriana Basombrío, presentaron por los canales digitales de la Municipalidad de Ushuaia los resultados del estudio epidemiológico realizado entre mayo y julio del presente año a personal municipal que realizó tareas esenciales durante el pico de la pandemia en la ciudad, para observar la generación de anticuerpos ante posibles contactos con el virus COVID-19.

El estudio con un total de 1.275 muestras se llevó adelante a partir de la compra realizada por el Municipio de 1.500 determinaciones que contaron con dos certificaciones de ANMAT, una certificación más de un laboratorio de Buenos Aires y un cuarto proceso de validación a nivel local.

El equipo de investigación estuvo conformado por la doctora Basombrío como responsable principal del estudio, por el doctor Corradi (cardiólogo), por la bioquímica Eva Sánchez Sciaini, por el médico hematólogo José Ferro y por la analista en Recursos Humanos Gabriela Borré.

Durante la presentación Corradi precisó que “en el marco de las distintas acciones de prevención que viene llevando adelante el Municipio ante la situación del COVID-19 en la ciudad presentamos los resultados del estudio epidemiológico que fue diseñado y elaborado por un grupo de profesionales del Municipio de Ushuaia por pedido del intendente Walter Vuoto”, a través de “test rápidos para conocer la circulación y el comportamiento del virus en la ciudad, sobre todo en los trabajadores esenciales del Municipio que están prestando servicios en las distintas acciones de prevención llevadas adelante”.

Sostuvo que “se trata de un estudio observacional porque es una foto del momento, una instantánea de lo que es la serología de las personas estudiadas”, y además “es transversal porque se llevó adelante en todos los grupos de tareas prioritarias de la Municipalidad en un período determinado, y lo que buscamos ver era los contactos con el virus para ver cómo se transmitió en nuestra ciudad”.

Por su parte, Basombrío indicó que “nuestro objetivo prioritario fue conocer más sobre la circulación del virus en Ushuaia, dado que hay casos asintomáticos que no consultan a los centros asistenciales”, y de esa manera “poder complementar el diagnóstico realizado por el Gobierno provincial que busca la presencia del virus, y no como el test rápido que busca las defensas o los anticuerpos que elaboran las personas a partir de tener contacto con el mismo”.

“La investigación nos permitió georreferenciar a los trabajadores, para ver cómo se distribuían y ocupaban los espacios de la ciudad, tanto de los trabajadores esenciales como de los casos positivos que se dieron”, amplió

Luego mencionó en cuanto a la muestra que “sabemos que hay una gran cantidad de varones, en torno al 74%, porque tienen mucha relación con transporte, obras públicas, con la construcción los que construyeron el polo sanitario, la UISE”, mientras que “el 26% de la muestra fueron mujeres”.

En cuanto a las edades, dijo, prevalecieron de los casos de entre 30 a los 49 años con una edad promedio de 38 años. Asimismo, en cuanto a datos demográficos el 73% residían en una casa y el 27% en departamentos.

Los resultados

La responsable principal de la investigación expresó que “38 casos sobre el total de la muestra fueron positivos, lo que significa una prevalencia del 2,8%”, a lo que agregó que “estandarizamos sobre la prueba y sabemos que para la igG es un dato realmente certero que alcanza una sensibilidad y una especificidad en más del 99% de los casos. No así para las igM que son los anticuerpos que se desarrollan primero y que desaparecen pronto. Los cuatro casos que tuvimos con esta muestra fueron descartados con otros test posteriores”.

Basombrío aseveró que “esto va en línea con otros estudios internacionales que confirman estos mismos valores, salvo en aquellos países o ciudades donde la circulación comunitaria fue muy alta”.

“Sobre los resultados, el 29% de los casos positivos de la muestra presentaron nexo epidemiológico y 11 de esas personas nos dijeron que habían sido familiares, compañeros de trabajo o personas que tuvieron antecedentes de viajes al exterior” quienes los contagiaron, argumentó.

Por otra parte, sostuvo que “sobre la prevalencia de personas positivas no podemos decir si es bajo o es alto porque hay que comparar con algo. Los otros estudios epidemiológicos nacionales e internacionales arrojan un porcentaje parecido en términos generales”. La titular del área de epidemiología del Municipio observó que “a partir de los 38 casos positivos es posible que hubieran podido transmitirlo a otras personas” ya que “se supone que una persona infectada puede transmitirla a dos personas y media”, con lo cual “en un mes a partir de una sola persona podemos tener a 400 infectadas” aunque “esto se reduce notablemente si se aplican las medidas de prevención”.

“Esto nos lleva a concluir a modo de hipótesis que los trabajadores esenciales municipales se han cuidado eficientemente, porque a medida que avanzaban los conocimientos sobre el comportamiento del virus y por observar cada tipo de trabajo con su especificidad se fueron adoptaron adoptando desde el Municipio mayores medidas de cuidado y prevención”, analizó Basombrío.

En esa línea, consideró que “las políticas públicas basadas en la evidencia y no en suposiciones o hipótesis que podemos tener, permiten tomar mejores decisiones en beneficio de la comunidad. Es importante transmitir a los decisores políticos buena información para que se puedan tomar mejores decisiones”.

Finalmente, Corradi destacó las medidas adoptadas que obedecen a “una franca decisión política del intendente Walter Vuoto de buscar cuidarnos, prevenir y proteger a toda la población de Ushuaia, siempre tendiente a cuidarnos más, a tener presente el distanciamiento social, el uso de tapabocas, el lavado de manos, evitar reuniones aglomeradas, y siempre tomar contacto con las autoridades sanitarias ante cualquier síntoma. A esta batalla no la gana uno solo, sino cuidándonos entre todos”.

Comentarios