Desde ayer las autoridades del Ministerio de Salud en conjunto con distintas reparticiones del Estado, decidieron realizar aislamientos masivos preventivos para evitar la propagación del COVID-19. Si bien la cantidad de casos positivos no son alarmantes, se aplicó rigurosamente el protocolo y se produjeron aislamientos en la Policía Provincial, el Poder Judicial, la Municipalidad de Ushuaia y las fábricas de Río Grande. La idea es ir un paso adelante del virus.


Extreman las medidas de aislamiento para prevenir contagios

Decidieron reforzar las medidas de aislamiento, de forma preventiva, para evitar la propagación del COVID-19.

El Ministerio de Salud a través del Comité Operativo de Emergencia (COE) junto a distintos poderes y reparticiones del Estado, decidieron desde ayer aplicar con sumo rigor y control el aislamiento preventivo de personas. La decisión fue tomada más allá de que empleados o funcionarios no presenten síntomas con el único objetivo de ir un paso delante que el COVID-19.

Ayer se conocieron casos positivos en la Policía de la Provincia, uno en la Municipalidad de Ushuaia y contactos de personas con casos positivos en dos juzgados de la ciudad de Ushuaia. Si bien no todos tienen el virus, en sólo hecho de que hay tenido contacto con casos sospechosos es que se ha decidido llevar adelante el aislamiento y cierre de oficinas. Una decisión similar se adoptó en el Instituto Provincial de Regulación de Apuestas (IPRA) y en algunos sectores de la Legislatura de la Provincia.

Debido a los nuevos casos positivos en Río Grande y en Ushuaia, es que las autoridades sanitarias prefieren ser más rigurosos y cautelosos para cortar cualquier posibilidad de propagación de los contagios.

Sólo servicios esenciales en la Municipalidad

Por su parte la Municipalidad de Ushuaia informó ayer que “tras conocerse que una persona que desempeña sus tareas laborales de forma regular en la Municipalidad de Ushuaia, dio positivo en el testeo de COVID-19, se dispuso la suspensión de todas aquellas actividades que requieran presencialidad, salvo los servicios esenciales de la ciudad por un plazo de diez días”.

La Dra. Adriana Basombrío, responsable del área de epidemiología del Municipio planteó “la necesidad imperiosa de que se lleve adelante un mayor control y que se intensifiquen los hisopados y los testeos para poder tener una real dimensión del alcance de este nuevo brote. Hoy las dependencias municipales vuelven a Fase 1 de aislamiento social, preventivo y obligatorio”.

De forma preventiva, el Municipio aislará al personal de la Municipalidad durante dicho plazo e invitará al Concejo Deliberante de la ciudad a adherir a dicha medida.

Desde el primer momento el Municipio viene trabajando en la prevención y en las medidas de contención y de aumento de las capacidades sanitarias de la ciudad, lo que permitió aumentar en un 50% la capacidad de internación en Ushuaia, gracias a la construcción del Polo Sanitario, frente al Hospital Regional. “Como ya lo dijo el Intendente Walter Vuoto, Se ha hecho una gran inversión, con mucha responsabilidad y haciendo foco en la prevención para que hoy los vecinos y vecinas sepan que cuentan con este espacio. El Polo Sanitario ya está a disposición de las necesidades sanitarias que haga falta cubrir en los próximos días” destacó Basombrío.

Cabe señalar que asimismo el Instituto Municipal de Deportes suspendió las actividades deportivas y recreativas “en virtud de las nuevas disposiciones del área epidemiológica del Municipio y con el objetivo de resguardar la salud de toda la comunidad. Por lo tanto, hasta nuevo aviso quedan suspendidas las actividades de la escuela de ski, patinaje, caminatas diurnas y nocturnas y las jornadas recreativas”.

Aislamientos en la Policía

También ayer la Policía de la Provincia dio a conocer que más de 70 policías en Ushuaia fueron aislados preventivamente luego de una pareja de uniformados tomaran contacto con su hijo que vino de Río Grande y el adolescente diera positivo a COVID-19.

Los aislados son personal que se desempeña en la Comisaría Primera y en la Comisaría de Género y Familia que tuvieron contacto con un matrimonio cuyo hijo dio positivo de COVID-19. La medida es preventiva ya que no hay ningún caso positivo de los 76 efectivos aislados pero se busca prevenir de antemano para evitar potenciales contagios.

La novedad fue confirmada esta mañana por la oficial Soledad Correa, a cargo del área de prensa de la Policía Provincial, quien indicó que “de los cuatro casos positivos que hay en estos momentos en Ushuaia, uno de ellos sería un vínculo familiar directo de dos efectivos policiales. Uno que presta servicios en la comisaría primera y otro que presta servicios en la comisaría de género y familia”.

A raíz de esta situación, la Jefatura de Policía estaba tomó contacto con el área de epidemiología, quienes decidieron en primera instancia aislarlo del grupo familiar y esperar el resultado. Cuando dio positivo, se toma la determinación de aislar a los cuartos de guardia a los cuales pertenecían estos efectivos policiales.

“Estamos hablando de que en la comisaría primera se aisló a 55 efectivos y en la comisaría de género y familia, un total de 21 efectivos. Remarcamos que esta medida se adoptó de manera preventiva, adelantándonos a la situación que se está viviendo. Al momento ningún efectivo presentó síntomas y van a cumplir el aislamiento por 14 días”, indicó Correa.

Prevención en dos Juzgados de Ushuaia

Por otra parte el área de prensa del Superior Tribunal de Justicia informó ayer que “por prevención” se decidió aislar al personal que prestan funciones en los Juzgados Civil y Comercial N° 2 y el Laboral N° 1, ambos de la Ushuaia.

“Se informa que ante el contacto de integrantes de los Juzgados Civil y Comercial N° 2 y Laboral N° 1 del Distrito Judicial Sur, con personas que hubieran tenido contacto estrecho con un caso confirmado de COVID-19, se resolvió aislar de forma preventiva al personal de esas Unidades Funcionales”, señalaron desde el Poder Judicial.

Asimismo, se comunicó que en el Distrito Judicial Sur “no se han registrado casos positivos y tampoco ha existido vínculo estrecho del personal judicial con un caso de COVID-19 confirmado, sino de contactos con personas que tuvieron algún tipo de relación con casos positivos registrado en los últimos días”.

Comentarios