Gremialistas que participaron de un corte de la Ruta Nacional Nº3 durante diez días, para protestar por los cambios en la leyes jubilatorias durante la gestión Bertone en el año 2016, fueron condenados a pagar donativos a comedores.


Gremialistas fueron condenados a pagar donativos a comedores por corte de Ruta 3

Gremialistas fueron condenados a pagar donativos a comedores por el corte de la Ruta 3 durante la gestión Bertone.

La jueza federal Mariel Borruto actuó como juez Correccional de la causa por el corte de la ruta 3 sobre el acceso a la ciudad de Ushuaia en el conflicto estatal de 2016, que mantuvo sitiada la capital provincial por casi dos semanas.

En el caso caratulado como “Gallegos, Horacio y otros sobre entorpecimiento de servicios públicos” se debía resolver el juzgamiento de referentes sindicales que encabezaron ese corte en el marco del conflicto provincial de 2016, sitiando la ciudad de Ushuaia con importantes perjuicios a la actividad económica y libre movilización de los ciudadanos.

La medida involucra al secretario general del SUTEF, Horacio Gustavo Catena, y a la dirigente del mismo sector Florencia Villarreal, al secretario general del ATE, Carlos Córdoba; al secretario general de la Asociación Fueguina de Empleados Públicas (AFEP), José Darío Gómez; y a los miembros del SOEM, Sandra Cristina Esperón y Horacio Gallegos. También incluye a los en su momento secretaria general de la Asociación del Personal de Organismos de Control (APOC), Elisa Dietrich; al secretario adjunto del Sindicato de Empleados de la Justicia Provincial (SEJUP), Roberto Marcelo Kuba; al secretario adjunto de ATSA, Jorge Daniel Saravia; a la representante de los jubiladoss, Patricia Blanco; y al secretario gremial del sindicato de músicos, Juan Marcelo Levicoy Pérez, entre otros.

Tras los procesamientos efectuados por el juez federal de Ushuaia, Federico Calvete, se giraron las actuaciones al Juzgado Federal Río Grande, a fin de actuar como juez correccional su titular, la Dra. Mariel Borruto.

Ante la posibilidad de aplicar una pena de prisión en suspenso, la jueza buscó una instancia superadora y más útil de cara a la sociedad, acordando una “solución alternativa al juicio” con una decisión “reparativa”.

En ese sentido la jueza emitió el pasado 7 de julio el fallo por el cual “condenó” a los gremialistas de ATE, SUTEF y demás sectores sindicalizados estatales; a donar cada uno 30 mil pesos en mercaderías, a distintos comedores y centros comunitarios de la ciudad de Ushuaia. Los referentes sindicales condenados tendrán un plazo de 90 días para cumplir con la sanción impuesta.

Comentarios