Las fuerzas marítimas con asiento en Tierra del Fuego, revisaron el itinerario del buque pesquero que el fin de semana arribó al puerto de Ushuaia con 57 tripulantes con COVID-19. El seguimiento por GPS determinó que el buque no tomó contacto con otros barcos y que el acercamiento más próximo fue a 4 kilómetros. Autoridades del Ministerio de Salud continúan verificando otras hipótesis para determinar cómo fue que los marineros se contagiaron.


Descartaron la hipótesis de contacto con otro barco

El GPS determinó que el buque no tomó contacto con otros barcos y que el acercamiento más próximo fue a 4 kilómetros.

La Prefectura Ushuaia informaron a autoridades de la Dirección Provincial de Puertos que el pesquero “Echizen Marú” no tuvo contacto directo con otras embarcaciones en su periplo de 35 días de navegación por la zona de la Islas de los Estados que tuvo que retornar el fin de semana último a puerto por tener gran parte de su tripulación con COVID-19.

En las últimas horas la Prefectura informó verbalmente – en las próximas horas elevará un informe – al Puerto de Ushuaia confirmando que el pesquero nunca se aproximó ni se emparejó contra embarcación. La distancia mínima que llegó a estar con tres embarcaciones, también Argentinas, fue de 4 kilómetros de distancia.

Pero además ayer trascendió extraoficialmente, que personal técnico de la Armada Argentina también reconstruyó la trayectoria del “Echizen Maru” a partir de la información de geolocalización emitida por el barco. Con esto las elucubraciones sobre una supuesta toma de contacto con otra embarcación, quedó totalmente descartada.

Todos los barcos habilitados cuentan con un equipo de transmisión que permite su localización y seguimiento. Incluso varias empresas, habilitadas por la Subsecretaría de Pesca de la Nación, y por la Prefectura Naval Argentina, registran esta información en todo momento. Para el Echizen, más de 5000 posiciones y velocidades fueron registradas y compiladas para los 35 días de navegación, es decir una cada seis minutos en promedio.

Dicha circunstancia basada en la reconstrucción de la navegación, permite descartar numerosas hipótesis de irregularidades que circularon en redes desde la detección de los 57 casos positivos.

“Nuestra prioridad es la salud de los pacientes”

Por su parte la ministra de Salud, Judit Di Giglio, confirmó que los dos casos pendientes de resultado de la tripulación del buque pesquero, arrojaron resultado negativo de COVID-19. De esta manera, la situación de la embarcación es 57 casos positivos y 4 negativos, pero sólo 5 presentan síntomas.

La Ministra precisó en el parte epidemiológico de la fecha que este miércoles estarán los resultados de los test serológicos, “los cuales van a permiten saber qué cantidad de anticuerpos tiene los pacientes para saber si la infección ha sido reciente o más antigua”.

A su vez indicó que los dos pacientes que se encuentran internados en el Hospital Regional Ushuaia “uno se encuentra en clínica médica con requerimiento de oxígeno y el otro también en sala de clínica médica pero sin requerimiento de oxigenoterapia” informando que “los dos evolucionan favorablemente”.

A su vez la Ministra confirmó que “a partir de este miércoles estará funcionando un consultorio en el Puerto a 5 metros del buque para evitar la exposición continua del equipo sanitario, por eso parte del equipo controlarán a los tripulantes desde este dispositivo” aclarando que si algún paciente requiere internación será trasladado en ambulancia al Hospital Regional Ushuaia bajo el protocolo correspondiente”.

De igual modo, Di Giglio valoró el trabajo realizado por el equipo médico, quienes estuvieron a bordo del buque trabajando durante 5 horas, por este motivo se le solicita a la empresa la posibilidad de un consultorio externo a la embarcación”.

Comentarios