Todo comenzó con la denuncia de un hombre jubilado, quien dijo haber sido engañado por unos sujetos a través de una llamada telefónica. Sostuvo que mediante un ardid pudieron acceder a su homebanking bancario, donde le gestionaron un préstamo de más de 150 mil pesos, para luego transferirlo a diferentes cuentas bancarias. La Policía confirmó que detuvo a Marcela Leberon y José Legue.


La policía de Ushuaia logró detener a una banda que se dedicaba a realizar estafas telefónicas

La policía de Ushuaia logró detener a una banda que se dedicaba a realizar estafas telefónicas. Hasta el momento, hay dos detenidos.

Trascendió que el jubilado fue engañado luego que publicara un aviso de venta de su vivienda, hecho que los malvivientes aprovecharon para conseguir información personal y haciéndose pasar como interesados del inmueble, fueron llevando con su engaño delictual al jubilado para que otorgase la cuenta bancaria para realizar un adelanto como seña. El hombre fue recibiendo llamadas telefónicas con indicaciones por un supuesto hombre que se hizo pasar como agente bancario para que brindara información personal como ser, claves de homebanking y entre otras claves, para que los delincuentes pudieran consumar la estafa en cuestión, aprovechando la vulnerabilidad, el engaño y desconocimiento de la víctima.

Habiendo tomado posesión de las claves bancarias de la víctima, los estafadores ingresaron a la cuenta y gestionaron un préstamo de más de $150.000 pesos, y lo redujeron junto a otro monto ahorrado por la víctima, mediante transferencias a otras cuentas bancarias, inhabilitando de esta forma al denunciante para poder impedir la manipulación de su cuenta, y concretar la consumación de esta delictiva maniobra. El denunciante pudo advertir la maniobra y dar aviso a las autoridades bancarias para bloquear sus accesos, siendo esta una maniobra tardía para el raid delictual.

A causa de esto, este jueves entrevistaron al comisario gral. Oscar Barrios Kogan, subjefe de la Policía, quien brindó detalles del caso.

De esta manera, la División Delitos Complejos Ushuaia de la Policía investiga el hecho para determinar la autoría de la estafa cometida. Se establecieron diversas averiguaciones y se pudo establecer en principio que parte del dinero sustraído había sido transferido a cuentas bancarias de dos sujetos en Ushuaia y a una tercera que viviría en Río Grande.
Gracias a la rápida colaboración de las autoridades del Banco BTF y a los trabajos investigativos de la Policía, se pudo determinar que personas involucradas estaban intentando retirar el dinero objeto de la estafa, no pudiendo lograr el cometido por el bloqueo de dichas cuentas.

Horas mas tarde, en el centro de Ushuaia, la Policía detuvo a Marcela Leberon y José Legue. En ese momento estaban intentando cobrar ese dinero y quedaron incomunicados a disposición del juez Javier De Gamas Soler.

Sin perjuicio de ello y conforme fueran emergiendo nuevos elementos de la pesquisa, se continuaron con las labores investigativas, pudiéndose obtener una posible autoría como responsable material de la maniobra de estafa telefónica a un recluso alojado en las instalaciones del Servicio Penitenciario local, quien se encuentra purgando condena por robo calificado a mano armada, quien habría sido el responsable de la maniobra ilícita objeto de investigación.

El juez ordenó allanamientos en las viviendas de los detenidos, en la unidad de detención de Ushuaia y en una casa de Río Grande, donde el morador (sospechoso también), está fuera de la Provincia.

De la investigación se obtuvo tras el estudio de las cuentas bancarias de los sujetos involucrados, la existencia de indicios que conducirían a otras estafas telefónicas donde habrían sido estafados otros ciudadanos del ámbito local.

Comentarios