Tras firmar un acuerdo con el Gobierno de Santa Cruz, en marzo de este año, el Municipio de Río Grande recibió ayer un cargamento de sal que se utilizará para el deshielo de calles durante la temporada invernal.


El Municipio de Río Grande recibió un cargamento de sal

El Municipio de Río Grande recibió un cargamento de sal para el deshielo de calles durante el invierno.

Arribó ayer a esta ciudad un cargamento de sal enviado por el Gobierno de Santa Cruz, a través de la Administración General de Vialidad Provincial, tras un acuerdo firmado en marzo último con el intendente Martín Pérez.

En esa oportunidad, el titular del organismo santacruceño, Mauricio Gómez Bull, y el jefe comunal de Río Grande, acordaron la provisión de sal al Municipio durante la etapa invernal para la utilización en las calles y, de esta manera, evitar escarchas a través del deshielo.

“Será un acuerdo muy beneficioso para ambos organismos, ya que para Vialidad de Santa Cruz será un ingreso más y a la Municipalidad de Río Grande le generará abaratar costos”, señaló Gómez Bull tras la reunión mantenida en el Municipio.

Comentarios