La Tesorería General de la Provincia autorizó que 110 millones de dólares obtenidos de la colocación del Bono TFU27 de la gestión Bertone, se afecten a la constitución de tres plazos fijos en dólares en el Banco de la Provincia. Las operaciones se pactaron a 30, 35 y 40 días con una tasa de interés nominal anual del 0,50%.


Gobierno hará plazos fijos con los bonos de la gestión Bertone

Gobierno provincial dispuso que 110 millones de dólares que quedaron los bonos de la gestión Bertone se depositen en tres plazos fijos de 30,3 5 y 40 días en el BTF.

En la resolución dictada el 8 de mayo, el Tesorero General sostiene que “atento al extremo grado de volatilidad financiera que exhiben los mercados financieros actualmente, es preciso encontrar instrumentos financieros que nos permitan administrar con el mayor grado de eficacia y rentabilidad los montos inmovilizados y que los mismos, por imperio del artículo 2°, segundo párrafo, de la ley provincial 1142, se puedan utilizar para abonar mayores costos de la obra específica o cancelación de esa deuda”.

Afirma que en ese marco “es recomendable realizar plazos fijos en dólares, por lo que se debería descontar y acreditar los importes de la cuenta corriente en dólares 342876 constituida en el BTF, creada para el desembolso de los bonos que tomó el Gobierno” en el año 2017, operatoria que fuera aprobada por la Legislatura en las leyes 1061, 1132 y 1149.

Los 110 millones de dólares se distribuyeron en tres plazos fijos. Uno de 50 millones de dólares a 30 días, otro de 30 millones de dólares a 35 días y el restante, también de 30 millones de dólares pero a 40 días. En todos los casos, se pactó una tasa de interés anual nominal del 0,50%.

El contador Roberto Bogarín asegura que “la colocación de estas inversiones no perjudicará en los pagos de los certificados de obras, ello teniendo en cuenta el plan de trabajo informado por el ministerio de Obras y Servicios Públicos”.

Al no haberse informado públicamente desde el Ejecutivo cuál es el monto remanente de los fondos provenientes de la colocación del bono y sus aplicaciones financieras, se desconoce si estos plazos fijos involucran la totalidad o parte de esos fondos.

Este tema no resulta menor, ya que en el proyecto de emergencia económica presentado por el Gobierno se planteó afectar 2 mil millones de pesos de los mismos (aproximadamente unos 31 millones de dólares) a capitalizar el BTF, fortalecer el presupuesto del ministerio de Producción y financiar la obra de ampliación del hospital de Ushuaia y de la guardia del hospital de Río Grande; la vinculación del gasoducto Fueguino y el San Martín; la finalización de la planta depuradora de líquidos cloacales de la Margen Sur de Río Grande; las obra de ampliación del puerto de Ushuaia; la construcción del centro de rehabilitación de Ushuaia, y un paquete de obras de infraestructura edilicia, de agua, cloacas, gas y energía eléctrica no detalladas.

Por lo que, si la totalidad del remanente del bono se inmoviliza en estos plazos fijos, las tres medidas anunciadas en el proyecto en cuestión recién podrían empezar a concretarse a principios del mes de junio.

Comentarios