Un empleado judicial - identificado como Nahuel Nicolás Acuña - evadió un control y atropelló a un policía, dándose a la fuga en vehículo oficial de la Justicia de Tierra del Fuego en Ushuaia. El sujeto dijo que era "ahijado" del Juez del Superior Tribunal de Justicia, Gonzalo Sagastume, y cuando se fugó, fue hasta el domicilio del magistrado.


Cinematográfica persecución en Ushuaia

Un empleado judicial en estado de ebriedad atropelló a un policía y desató una persecución en Ushuaia.

El hecho ocurrió cerca de las 03:00 de la madrugada, cuando efectivos de la Comisaría Segunda se encontraban realizando un procedimiento policial en calle Damiana Fique al 700 de Ushuaia, y observaron circular a muy alta velocidad un vehículo automotor Toyota Corolla, dominio AB 437 0H.

Los uniformados interceptaron al automotor y el conductor, sorprendido ante la presencia de los efectivos, frenó bruscamente y quedó posicionado en medio de la calle.

Al requerirle sus datos y la documentación del automotor, el sujeto que aparentemente se encontraba en estado de ebriedad, manifestó ser el “ahijado” del Presidente del Superior Tribunal de Justicia Carlos, Gonzalo Sagastume. Ante la insistencia del personal policial para que entregara la documentación, aceleró y se dio a la fuga, golpeando y ocasionando lesiones a un agente de policía, al impactarlo con el paragolpes del automotor.

Se inició una persecución de carácter cinematográfico por las calles de Ushuaia, y tras recorrer varias calles a gran velocidad y en contramano tratando de evadir a los móviles policiales, finalmente el Toyota Corolla se detuvo en el domicilio del Juez Carlos Gonzalo Sagastume, sito en Pasaje Los Cauquenes 1323, donde se procedió a identificar al conductor Nahuel Nicolás Acuña de 28 años de edad, empleado del poder judicial provincial de Tierra del Fuego.

Además se constató que el vehículo que manejaba se encuentra registrado a nombre del Superior Tribunal de Justicia de Tierra del Fuego.

Hasta el momento, desde la Policía de Tierra del Fuego no se informó al respecto de manera oficial, como así tampoco la intervención de la Justicia Federal, no solo por la violación de la cuarentena sino incluso por tratarse de un vehículo oficial de la Justicia Provincial.

Según las primeras versiones, indican que las actuaciones por el hecho se enviaron a la justicia provincial, para que interviniera el juez provincial de primera instancia Javier Ignacio de Gamas Soler, quien a pesar de la gravedad del hecho, solo se limitó a ordenar que se notifique de derechos y garantías a Nahuel Acuña, que se actualice su legajo prontuarial y que posteriormente sea acompañado por la policía a su domicilio.

Comentarios