La presidente de la OSEF, Sonia Milstein, renunció a su cargo y se convierte en la primer funcionaria de primera línea en alejarse de la gestión Melella. Es por la complicada situación que atraviesa la Obra Social Fueguina, con fondos insuficientes e inconvenientes con deudas con los prestadores.


La presidente de la OSEF, Sonia Milstein, renunció a su cargo

La presidenta de la Obra Social del Estado Fueguino (OSEF), Sonia Milstein, presentó su renuncia al cargo de presidenta y si bien desde el Gobierno Provincial anoche evitaron confirmar la recepción del escrito de dimisión, señalaron que efectivamente la funcionaria había decidido dar un paso al costado desde la semana pasada.

Al parecer, Milstein se habría encontrado con una situación económica caótica en la OSEF, con inconvenientes en las derivaciones y recorte en las prestaciones en extraña jurisdicción. La situación de la farmacia desabastecida habría sido otro de los problemas de difícil solución con los que se encontró al asumir la función, indicaron fuentes allegadas al organismo.

Luego de poco más de un mes en el cargo Milstein habría decidido renunciar la semana pasada, aunque fuentes del gobierno provincial habrían pedido que aguardara algunos días hasta determinar quién la sucederá en el cargo de presidenta de la OSEF.

Comentarios