Zoonosis comenzó a multar con 5 mil pesos a dueños que dejen a sus perros sueltos. Las multas se hacen sin captura y solo con lectura del chip cuando ven un perro en la vía pública.


Desde Zoonosis se comenzó a multar a los vecinos que dejan a sus perros sueltos en la calle en Ushuaia

Zoonosis comenzó a multar a los vecinos que dejen a sus perros sueltos en las calles de Ushuaia.

Desde Zoonosis se comenzó a multar a los vecinos que dejan a sus perros sueltos en las calles de Ushuaia, en muchos casos sin captura.

“El vecino va a ser infraccionado todas las veces que su perro esté suelto y no se haga cargo”, advirtieron desde la dirección del organismo municipal.

Esto se conoció luego que varios vecino manifestaron que comenzaron a recibir multas en sus respectivos domicilios, labradas por la Dirección de Zoonosis del Municipio, por dejar a sus mascotas en la vía pública.

El responsable del citado organismo, Pedro Mascareña, explicó que el procedimiento se realiza mediante el escaneo del chip del animal, y que si el dueño no aparece, los inspectores deciden si se lo captura o no.

“Cuando el can es capturado, es porque está generando algún inconveniente grave para un vecino, o que ha llamado y reclamado que tiene miedo de pasar por el lugar donde está, que lo muerda o ha mordido antes. Ese perro, si no podemos ubicar al dueño, se levanta enseguida, es un tema de salud pública”, precisó el funcionario en FM Master’s.

En este sentido, Mascareña amplió con que una vez que en el caso de que el animal capturado esté registrado, el dueño se tiene que apersonar en Zoonosis -Vito Dumas 220-, y se le hace una infracción por la captura.

“Otro motivo de multa, es cuando el perro está suelto en la calle y el dueño no sale de su casa para hacerse cargo del mismo. A veces pasa que está durmiendo en la vereda y tampoco responde, o andan sueltos entre varios. A estos perros se les pasa el lector, el inspector a su criterio ve si representa peligro y decide si se lo captura o no”, añadió.

Por último, el director de Zoonosis recordó que está vigente la ordenanza 4800 y el decreto 749, que le da la potestad al inspector municipal de levantar cualquier can que pulule por la vía pública.

“El vecino va a ser infraccionado todas las veces que su perro esté suelto y no lo meta para adentro. Se labra el acta, se pone el lugar y fecha. Si el acta dice “captura”, es porque está en Zoonosis y hay que buscarlo al animal; si dice ‘suelto’, es porque el perro está en ese lugar (dirección). Después interviene el Juzgado administrativo municipal de faltas”, concluyó Mascareña.

Comentarios