El apoderado de la empresa Santa Elena, Diego Eposto, dio a conocer un detalle de deudas facturadas a las Municipalidad de Río Grande, por redeterminaciones de precios por los servicios prestados desde diciembre a la actualidad. Más de 100 millones de pesos es lo que reclama, lo cual lo pone en dificultades para poder pagar el salario a sus trabajadores.


La empresa Santa Elena de Río Grande se declaró en debilidad financiera de poder hacer frente a sus obligaciones

Por una deuda impaga de más de 100 millones de pesos, la empresa Santa Elena de Río Grande se declaró en “debilidad financiera” de poder hacer frente a sus obligaciones, entre ellas el pago en tiempo y forma de los sueldos a sus trabajadores y un bono extra de fin de año de 20 mil pesos reclamado por el Sindicato de Camioneros.

Ante la advertencia dada a conocer por la empresa, desde el gremio que nuclea a los trabajadores del servicio de recolección de servicios decidió declarar un paro por tiempo indeterminado, hasta tanto se regularice el panorama y se tenga certeza que la Santa Elena cumplirá, no sólo con el pago de los haberes sino también con indemnizaciones adeudadas a quienes dependían de la anterior firma prestataria del servicio, Agrotécnica Fueguina.

Diego Eposto, representante de la empresa Bodegas y Viñedos Santa Elena, firmó una nota que presentó a los directivos del Sindicato de Chóferes de Camiones, donde da un detalle de las deudas acumuladas por la Municipalidad de Río Grande, las que datan de diciembre del año pasado, hasta la fecha.

En el detalle se habla de facturas impagas correspondientes a redeterminaciones de servicios de diciembre 2018, enero y febrero de 2019; más redeterminaciones facturadas de los servicios que se prestaron en junio, julio, agosto, septiembre y octubre 2019, a valor de junio de 2019.

A esto se agrega la facturación de otras redeterminaciones pendientes de resolución de fecha agosto 2019 y reclamadas por la empresa en tiempo y forma, aun no resueltas por el Poder Ejecutivo Municipal, así como redeterminación al 1 de junio de 2019 de los servicios prestados en la operación de relleno sanitario que tampoco cuentan con resolución a la fecha.

“La decisión municipal ha acumulado una deuda superior a los 100 millones de pesos, poniendo a nuestra empresa en una debilidad financiera que hace imposible cumplir con nuestro calendario de pagos habitual a la operación”, dice la nota firmada por Eposto.

Desde la firma subrayaron que se interpusieron “recursos jurídicos en resguardo de nuestros intereses, pues la no aprobación de los mismos coloca a la empresa en situación de riesgo financiero y como consecuencia, en la imposibilidad de seguir cumpliendo puntualmente con el pago de indemnizaciones, así como la probabilidad de afrontar la nómina de sueldos mensual y el bono de 20 mi pesos establecido por la entidad sindical”.

Pero la deuda a Santa Elena no es la única que está incumplida por la Municipalidad de Río Grande, ayer también se supo que se adeudan 15 millones de pesos a la empresa Angus Catering que presta el servicio de transporte de colectivos; 48 millones de pesos a la Cooperativa Eléctrica y otros 15 millones de pesos que reclama la Asociación de Bomberos Voluntarios.

Comentarios