En mayo de 2017, Joan Franco Lazarte perdió a dos de sus hijos en un incendio accidental que consumió la precaria vivienda que habitaban en Margen Sur. Por la autopsia a uno de los menores, de 3 años, lo acusaron de abuso sexual y estuvo 8 meses detenido, pero forenses de la Corte Suprema de Justicia desestimaron los resultados.


Estuvo acusado de abusar sexualmente, lo detuvieron por varios meses y era inocente

En declaraciones a FM del Pueblo, el abogado Franciso Giménez brindó detalles sobre el caso de Joan Franco Lazarte, que en 2017 fue acusado de abusar de uno de sus hijos, de 3 años, fallecido en un incendio accidental en la precaria vivienda que ocupaban en la Margen Sur de Río Grande. Es que, según la autopsia realizada por la perito forense del Poder Judicial, en los restos de la menor se encontró semen y lesiones por presunto abuso sexual.

Lazarte fue inmediatamente detenido y alojado en la Unidad de Detención hasta que, ocho meses después, obtuvo la excarcelación.

Giménez confirmó que estudios realizados por forenses de la Corte Suprema de Justicia desestimaron los resultados de la autopsia realizada por la Justicia fueguina, por lo que Lazarte deberá ser sobreseído de la acusación por abuso sexual.

Por la tragedia que cobró la vida de dos de sus hijos de 3 y 5 años, Lazarte también había sido acusado de ‘homicidio culposo’, aunque una vez que se confirmó que el incendio se había iniciado por un desperfecto eléctrico, la acusación fue desestimada.

«Fue el único que quedó detenido en base a un informe de la perito forense, porque supuestamente los chicos habían sido abusados sexualmente y habían encontrado rastros genéticos de semen perteneciente al padre, y eso bastó para que lo encarcelaran inmediatamente. Estuvo alrededor de 6 y 8 meses detenido acusado de violar a sus hijos y asesinarlos», resumió el abogado de Lazarte.

Y recordó que «fue presentado como el peor de los abusadores y esto no es un reproche a la prensa, pero lógicamente si el poder judicial informa que estamos ante la presencia de un violador y asesino, se lo ve como un chacal o un depredador», remarcó.

«Se lo tiró en la cárcel, sin ningún tipo de cuidado, cuando todos sabemos lo que significa entrar a la cárcel acusado de violación de menores, con todos los códigos carcelarios», agregó.

Giménez mencionó que «a los meses tomamos la defensa, a través de un vecino que se contactó con nosotros, nos interesamos en el tema y nos contactamos con unos médicos genetistas y forenses de Buenos Aires que trabajan con nosotros para que nos den su parecer, y nos dicen ‘este chico es inocente’, de ninguna manera hay esperma o existe violación».

«Ahora vamos a esperar que se incorporen oficialmente las pericias de la Corte Suprema al expediente para obtener el sobreseimiento definitivo», adelantó el letrado, asegurando que por el momento desconoce qué medidas adoptará la familia o el propio Lazarte sobre el accionar judicial.

«El consejo nuestro será seguramente hacerle una demanda civil al poder judicial y a la médica forense que indujo en error al todo el aparato judicial para que mantengan la acusación que mantienen hasta hoy», anticipó.

Giménez sostuvo que Lazarte «no tuvo intervención en la muerte de sus hijos y fue una lamentable tragedia, como las que pasan todos los inviernos en Tierra del Fuego por las condiciones en las que viven y el tipo de construcción».

Y cerró: «Por un error garrafal del poder judicial a partir del erróneo dictamen de la perito forense se desencadenó esta nueva tragedia para esta familia; primero la tragedia de perder a sus hijos y luego de que lo acusen de haberlos violado y asesinado».

Comentarios